¿Puede el ejercicio mejorar la función de la tiroidea?

El metabolismo de tu cuerpo depende de la cantidad de ciertas hormonas en el cuerpo. La glándula tiroides está situada en el cuello, y cuando se activa, libera la hormona tiroidea que aumenta el metabolismo y también regula la temperatura corporal. Sin embargo, cuando la glándula tiroides detiene la liberación de la hormona tiroidea, el metabolismo se ralentiza, lo que provoca el aumento de peso y la fatiga a menudo. La investigación muestra algunas maneras efectivas para impulsar la glándula tiroides.

El ejercicio aeróbico aumenta la función de la tiroidea


El ejercicio de alta intensidad aumenta la función de la tiroidea.

La actividad física influye en el metabolismo y también se ha demostrado que aumenta la velocidad en la que una persona quema calorías durante el ejercicio y también después del ejercicio. En un estudio realizado con 60 atletas masculinos, los hombres que realizaron ciclismo de moderada a alta intensidad y sus niveles de la hormona tiroidea se midieron antes y después del entrenamiento. Este estudio determinó que durante el ejercicio moderado e intensivo, la cantidad de hormona tiroidea que circula en el cuerpo aumentó. Durante una actividad aeróbica, la glándula tiroides se estimula para producir mayores cantidades de la hormona.

Ejercicios ineficaces para la tiroides


El yoga no estimula la glándula tiroides.

Aunque el ejercicio aeróbico aumenta la función de la tiroides, no todas las formas de ejercicio son iguales. Un ejercicio de menor intensidad como el yoga no aumenta la función tiroidea con eficacia. La comparación de dos grupos de personas que hacían ejercicio por la misma cantidad de tiempo, mostraron que el grupo que participó en el yoga tenía baja la hormona tiroidea, mientras que el grupo que tomó parte en ejercicios de mayor intensidad aumentó los niveles de la hormona tiroidea en el cuerpo.

¿Cuánto es suficiente?


Unos pocos minutos de actividad moderada mejoran la función de la tiroides.

Si tienes una tiroides lenta, entonces ¿cuánto ejercicio se necesita? En los estudios, sólo tres minutos de ciclismo moderado fueron suficientes para aumentar los niveles de la hormona tiroidea en el cuerpo. La intensidad del ejercicio es proporcional a la función de la tiroides. Una carrera a toda velocidad hace que el aumento en la hormona tiroidea sea mayor, pero incluso un trote moderado o actividad similar estimula la glándula tiroides.

Ejercicio físico regular necesario


El ejercicio constante mantiene tu tiroides activa.

El ejercicio mejora la función tiroidea durante y también después de la hora de ejercicio. Sin embargo, sin el ejercicio constante, la tiroides pueden pasar a detener la producción de mayor cantidad de esta hormona que aumenta el metabolismo. El ejercicio físico regular que es moderado en intensidad asegura que tu glándula tiroidea siga produciendo suficiente hormona tiroidea para mantener tu metabolismo a un nivel saludable.

Más galerías de fotos



Escrito por meredith crilly | Traducido por enrique alejandro bolaños flores