El ejercicio en la máquina elíptica y el entumecimiento en los pies

La entrenadora elíptica te permite hacer movimientos de manera similar a correr a campo traviesa. Gracias a los pedales móviles en la máquina elíptica, puedes acelerar tu ritmo cardiaco sin el alto impacto que correr ejerce en tus articulaciones, pero debido a que mantienes tus pies estáticos en los pedales, puedes tener otro problema: el entumecimiento después de un uso prolongado.

Neuritis o neuroma

Una de las condiciones comunes asociadas con el ejercicio en la máquina elíptica y los pies se conoce como neuritis o neuroma. Este hecho suele causar síntomas como hormigueo en la punta o entre los dedos tercero y cuarto de los pies. Otro nombre para la neuritis o neuroma es simplemente irritación del nervio. La presión constante en los pies que se produce cuando se utiliza una máquina de ejercicio elíptica puede provocar esta irritación. Esta sensación es similar a la que puedes experimentar si pasas varias horas trabajando de pie.

Capsulitis

La segunda causa subyacente del entumecimiento de los pies durante el ejercicio con la entrenadora elíptica es conocida como capsulitis. Esta condición ocurre cuando las cápsulas articulares (pedazos de cartílago que cubren los huesos) se inflaman. Debido a que estas cápsulas tienden a tener un número significativo de nervios y los vasos sanguíneos, esta condición suele ir acompañada de entumecimiento y dolor en los pies, mientras que la neuritis no suele causar dolor.

Soluciones

El entumecimiento durante el uso de la máquina elíptica no siempre es señal de un padecimiento más grave, como una lesión nerviosa. Al tomar medidas para reducir el entumecimiento de los pies, se puede determinar si la causa es algo más serio. Comienza evaluando tus zapatos. Atar los zapatos demasiado apretados puede reducir la circulación en los pies y contribuir al adormecimiento. Los zapatos que demasiado pequeños o estrechos también pueden causar efectos dañinos. Es recomendable alternar tu posición en la máquina elíptica, el cambio apoyando tu cuerpo más en tus talones que en la punta de tus pies. Alternar la inclinación de tu máquina elíptica también puede ayudar a cambiar la posición de los pies.

Advertencias

Si los métodos preventivos no reducen el adormecimiento de los pies, es posible que desees ver a un médico que pueda evaluarte y asegurarte de que no estás experimentando una lesión subyacente. En algunos casos, un coágulo de sangre o el estrechamiento de las arterias también pueden causar dolor en el pie y ambas condiciones pueden ser potencialmente dañinas para tu salud.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel nall | Traducido por maria del rocio canales