¿Qué es un ejercicio leve?

Lo que un corredor de maratón experimentado considera "leve" puede ser extremadamente agotador para alguien que lleva una vida sedentaria. Todo es subjetivo. Sin embargo, en general el ejercicio leve puede incluir caminar rápido, andar en bicicleta o hacer calistenia. Consulta a tu proveedor de cuidados de salud antes de comenzar un programa de ejercicio por primera vez o si no has practicado programas de ejercicio durante un tiempo, o, también, si tienes algún problema de salud crónico.

Ejercicios cardiovasculares

Los ejercicios cardiovasculares leves pueden tomar muchas formas, generalmente notables para el bajo impacto sobre articulaciones y un ritmo relativamente poco exigente. Por ejemplo, caminar es una forma de ejercicio leve, ya sea que se realiza a un paso rápido o sin prisa. En contraste con el ejercicio de correr, ejerce menos impacto sobre las rodillas y otras articulaciones. Junto con caminar, muchos ejemplos de ejercicios leves forman parte de las rutinas diarias. Por ejemplo, subir escaleras generalmente es un ejercicio leve. Las actividades de ocio como andar en bicicleta, andar en canoa o nadar también ofrecen entrenamientos leves, que puedes practicar a una intensidad baja a moderada.

Entrenamiento de fuerza

El entrenamiento de fuerza no tiene que ser sobre bombeo de hierro a niveles intensos. Puedes fortalecer tus músculos y huesos, evitar varias enfermedades y mejorar tu estamina haciendo entrenamiento de fuerzas con pesas relativamente livianas. Si prefieres hacer ejercicios sin equipamiento, opta por calistencia como abdominales (situps) y flexiones (push ups). Para mantener el entrenamiento liviano, utiliza versiones adaptadas o reduce el número de repeticiones para acomodarlos a tu nivel de comodidad.

Efectos

El ejercicio leve no es para los enfermos y ancianos. Si tu horario o tu nivel de energía no se acomodará a entrenamientos más intensivos, los entrenamientos leves a moderados pueden mejorar dramáticamente tu salud. Según un estudio de 2007 informado en "Time", el ejercicio leve regular redujo la tendencia de desarrollar demencia. Un estudio de 2001 publicado en la revista "New England Journal of Medicine" se descubrió que la actividad leve, regular disminuyó las posibilidades de ataques cardíacos. Aunque el ejercicio más vigoroso tenía un efecto incluso mayor, el estudio descubrió que caminar dos horas por semana disminuyó el riesgo de un ataque cardíaco futuro al 30 por ciento.

Consejos y directrices generales

Según el U.S. Centers for Disease Control and Prevention, la mayoría de los adultos deberán realizar al menos 30 minutos de ejercicio por día. Dependiendo de tu nivel de entrenamiento y tus horarios, puedes hacer una cuota de ejercicios diariamente desde un rango de actividades leves a moderadas, ya sean actividades ociosas como bailar y nadar, o tareas típicas como cortar el césped. Como regla general, durante la actividad cardiovascular, mantén un paso en el cual te sientas cómodo para llevar adelante una conversación. Respeta esta directriz completamente y monitorea tu progreso controlando cuánto te lleva cubrir una cierta distancia o qué frecuencia de pulso tienes después de un cierto período de tiempo haciendo ejercicio.

Más galerías de fotos



Escrito por danielle hill | Traducido por aldana avale