¿Puede algún ejercicio hacerme crecer más?

El ejercicio puede hacer muchas cosas para mejorar el aspecto estético, pero tiene sus límites. Algunos métodos de ejercicio pueden reclamar que tus músculos se "alarguen" y creen una figura "larga y delgada", sin embargo tu genética tienen el control final sobre tu altura. Afortunadamente, de hecho hay formas de mejorar la postura y la alineación de tu cuerpo a través del ejercicio, creando la ilusión de una versión más alta de ti mismo.

Estilo de vida y postura

Una buena postura puede hacer maravillas por tu apariencia. Tómate un momento para ponerte de pie, relaja los hombros hacia atrás, y probablemente notarás que te sientes más alto y tal vez incluso un poco más seguro. Desafortunadamente, la mayoría de la gente hoy en día pasan la mayor parte de su vida sentada, inclinada sobre un escritorio en el trabajo o descansando en el sofá de casa. Con el tiempo, estos hábitos pueden dar lugar a deficiencias posturales y los músculos se tensan, impidiendo que tengan ese aspecto largo y delgado que viene con la alineación adecuada y una buena postura.

Deficiencia postural

La columna vertebral tiene una curvatura natural, es decir, una ligera flexión hacia atrás en el cuello y la espalda baja, y una ligera flexión hacia adelante en la espalda superior y media. Algunas de estas curvas pueden llegar a ser exageradas o incluso aplanadas y pueden causar dolor y rigidez en el cuerpo. Dos de las deficiencias posturales más comunes son la cifosis excesiva, que resulta en una posición de la cabeza hacia adelante y una parte superior redondeada y lordosis excesiva, que resulta en una posición lumbar hiper-extendida. La corrección de la alineación y la postura pueden mejorar estas deficiencias, resultando en una apariencia más alta.

Yoga y pilates

Yoga y pilates son dos ejemplos de prácticas de ejercicios que se centran en la alineación adecuada y técnicas de respiración. La respiración adecuada es un elemento a menudo que se pasa por alto durante el ejercicio y juega un papel importante en ayudar a los músculos a relajarse, lo que te permite estirar más en poses y aliviar la tensión en el cuerpo. Tanto yoga como pilates incorporan movimientos que fortalecen el núcleo, que también pueden contribuir a una mejor postura. Si bien estas prácticas de ejercicio técnicamente no "alargan" los músculos, te enseñan a ser más consciente de tu cuerpo y la forma en que te comportas, tanto dentro como fuera de la clase.

Consejos y consideraciones

Si te encuentras sentado durante la mayor parte del día, intenta establecer una alarma para estar de pie o caminar y tomar un momento para estirar antes de volver a sentarte. Sé más consciente de tu postura y ten en cuenta si tiendes a redondear los hombros hacia adelante. Trata de incorporar prácticas mente-cuerpo como yoga y pilates en su programa de ejercicio, a partir de dos o tres días por semana. La práctica constante te ayudará a alcanzar esa versión "más alta" de ti mismo.

Más galerías de fotos



Escrito por kathy root | Traducido por mariana nonino