¿Puedo hacer ejercicio si me duele la garganta?

Hacer ejercicio de intensidad baja a moderada puede ayudar al sistema inmune si tienes síntomas de resfrío comunes, como por ejemplo dolor de garganta. Sin embargo, si el dolor de garganta viene aparejado con otros síntomas como la fiebre, es mejor que evites hacer ejercicio hasta que los síntomas se vayan. Al determinar si es adecuado hacer ejercicio teniendo dolor de garganta, se deben tener en cuenta los hábitos de dormir, la dieta y la edad.

Cusas y síntomas adicionales


El dolor de garganta puede venir aparejado con otros síntomas como estornudos y tos.

Aunque existen varias infecciones virales y bacterianas que pueden causar dolor de garganta, el rinovirus es uno de los más comunes; de ahí su nombre, "el resfrío común y corriente". Si tu dolor de garganta es síntoma de un resfrío común y corriente, tal vez tengas otros síntomas adicionales como moqueo nasal, fatiga, tos y congestión. Algunos síntomas más graves pueden ser fiebre, dolor en los senos paranasales y glándulas hinchadas. Evita hacer ejercicio y consulta con un médico si padeces estos síntomas por un período mayor a 7 a 10 días, o si tienes fiebre.

Intensidad baja a moderada


Caminar puede ayudar a combatir el dolor de garganta y otros síntomas del resfrío.

El American College of Sports Medicine afirma que hacer ejercicio de intensidad baja a moderada puede ser beneficioso si tienes síntomas de resfrío del cuello para arriba, como por ejemplo dolor de garganta. Caminar, andar en bicicleta, hacer elongación y yoga son algunos ejemplos de ejercicios de intensidad baja a moderada. Algunas formas de disminuir la intensidad del ejercicio pueden ser hacerlo de forma más lenta o reducir el tiempo de duración del ejercicio.

Intensidad alta

El ejercicio de intensidad alta puede suprimir el sistema inmune, por lo que debe evitarse si tienes dolor de garganta. Dentro de los ejercicios de intensidad alta se pueden incluir las actividades de resistencia, el levantamiento de pesas y las competencias.

Consideraciones adicionales


Si tienes dolor de garganta, asegúrate de mantenerte hidratado al hacer ejercicio.

Si el dolor de garganta viene aparejado con congestión en el pecho, fatiga y fiebre, evita hacer ejercicio hasta que los síntomas disminuyan. Además, consulta con un médico antes de hacer ejercicio si tienes dolor de garganta, si tienes otros problemas de salud, si eres de edad avanzada o si estás embarazada. Si tienes dolor de garganta y haces ejercicio, bebe mucha agua, ten una dieta completa y descansa mucho para evitar prolongar o empeorar los síntomas.

Más galerías de fotos



Escrito por hannah mich | Traducido por noelia menéndez