Ejercicio y dolor de pantorrilla

Una queja común con el ejercicio, en particular con el entrenamiento cardiovascular es el dolor de pantorrilla. Este dolor se puede causar por muchos motivos, desde problemas estructurales hasta la toma de agua. Los síntomas del dolor de pantorrilla pueden aparecer durante o después del entrenamiento. Si no se trata, puede resultar en una lesión grave. Se recomienda fuertemente una evaluación médica en caso de que dure más de unos cuantos días.

Estructura

La parte posterior de la parte baja de tu pierna contiene tres músculos en los pies. El gastrocnemio es el músculo más grande, el cual comienza desde tu rodilla seguido del sóleo y la tibia posterior, la cual comienza debajo de tu rodilla. Los tres músculos están unidos a tu tendón de Aquiles y llegan hasta tu talón. Tus músculos de la pantorrilla se contraen hasta el punto en que tus dedos se bajan y tu talón se levanta. Los músculos se estiran cuando jalas tus dedos hacia arriba, trabajando el lado opuesto de tus músculos de tu espinilla.

Importancia

Tus pantorrillas funcionan a punto y flexionan tu pie, lo que es vital para la mayoría de los movimientos. En la mayoría de los deportes, tienes que hacer presión sobre la superficie de juego para contraer tus pantorrillas, tanto en los bailarines, como en los jugadores de basquetbol y de voleibol y en los atletas de pista y de campo, los saltos verticales de altura dependen de la explosiva habilidad de los músculos de la pantorrilla. El dolor duradero de pantorrilla con el entrenamiento inhibirá tu desempeño atlética. Si no se trata, es más probable que se den lesiones graves.

Tipos

El dolor de pantorrilla puede variar, desde el dolor leve hasta el dolor agudo. El dolor puede estar acompañado de rigidez, moretones e inflamación. Puede ocurrir mientras realizas un movimiento como caminar o trotar o puede no aparecer hasta después de que el entrenamiento haya terminado.

Causas

Las causas mecánicas del dolor de pantorrilla incluyen una pobre forma en la carrera, correr con tus dedos, el calzado, la inflexibilidad, el exceso de entrenamiento y un calentamiento inadecuado antes de entrenar. El dolor puede ser el resultado de una tensión muscular o del tendón de Aquiles, del músculo o de un desgarre en el tendón o por desequilibrio muscular. Las condiciones médicas graves asociadas con el dolor de las pantorrillas incluyen una pobre circulación, coágulos sanguíneos y deshidratación.

Prevención y solución

El estiramiento es recomendable para los problemas de flexibilidad que resultan de una rigidez en los músculos de la pantorrilla. Jalar tus dedos hacia tus rodillas estirará tus pantorrillas. Los calambres debido a la deshidratación se pueden tratar con la hidratación adecuada, incluyendo agua o bebidas con electrolitos. Los problemas de desequilibrio muscular se pueden revertir fortaleciendo tus espinillas y estirando tus pantorrillas. Para la inflamación, el reposo, el hielo, la compresión y la elevación es el tratamiento universal. En ortopedia, las plantillas y los cojines se pueden prescribir para problemas estructurales. Los tratamientos como la terapia fría, el ultrasonido, el masaje y la rehabilitación se recetan para problemas más graves.

Más galerías de fotos



Escrito por luann voza | Traducido por karen angelica malagon espinosa