¿Puede el ejercicio disminuir los anticuerpos tiroideos?

Hay dos enfermedades de la tiroides causadas por anticuerpos que atacan la glándula, la enfermedad de Grave, que produce el hipertiroidismo, y la enfermedad de Hashimoto, que provoca hipotiroidismo. El ejercicio es bueno para cualquier persona que quiera mantener un estilo de vida saludable y también se recomienda en diferentes grados en personas que tienen hipertiroidismo e hipotiroidismo causado por anticuerpos dañinos.

La enfermedad de Graves

No hay una causa conocida para la enfermedad de Graves, pero se cree que hay ciertos anticuerpos que hacen que la glándula tiroides produzca demasiada hormona tiroidea, lo que resulta en un tipo de hipertiroidismo. Estas hormonas tiroideas, que ahora se encuentran en abundancia están involucradas en el control de tu metabolismo. Algunos de los síntomas más característicos son la pérdida de peso, fatiga, insomnio, intolerancia al calor y problemas en la vista. No existe un tratamiento para detener la producción de anticuerpos, pero una combinación de medicamentos, una dieta y el ejercicio podría ayudar con los síntomas.

La enfermedad de Graves y el ejercicio

Debido a la pérdida de peso y la intolerancia al calor, debes hacer ejercicios suaves y tratar de evitar los entrenamientos extremos. Siempre consulta con tu médico antes de comenzar cualquier tipo de programa de ejercicio. La enfermedad de Graves puede provocar huesos frágiles. Los ejercicios de soporte de peso pueden ayudar con la densidad ósea. Los ejercicios que fortalecen el corazón y mejoran la circulación y el tono muscular, mantienen el correcto funcionamiento del sistema cardiovascular. Caminar es la mejor actividad física. Puedes andar en bicicleta o nadar si no puedes caminar. Mecerte con fuerza en una silla estable también es un buen ejercicio, ya que utiliza todos los músculos de tu cuerpo.

La enfermedad de Hashimoto

En la enfermedad de Hashimoto, los anticuerpos atacan la glándula tiroides y la inflaman o destruyen, causando una glándula tiroidea hipofuncionante o hipotiroidismo. Los síntomas incluyen fatiga, sensibilidad al frío, estreñimiento, hinchazón de la cara, aumento de peso inexplicable de aproximadamente 10 a 20 libras, aumento del colesterol, piel seca, dolores musculares, debilidad y depresión. No se conoce la causa que explica por qué el cuerpo ataca a la tiroides. Al igual que con la enfermedad de Graves, una combinación de medicación, dieta y ejercicio puede ayudar con los síntomas.

La enfermedad de Hashimoto y el ejercicio

Un problema significativo con el hipotiroidismo es el aumento de peso debido a un metabolismo lento. Un programa de ejercicio regular mejora el metabolismo y reduce los niveles de insulina. Según el sitio web Thyroid Health, el ejercicio aumenta la sensibilidad de los tejidos a la hormona tiroidea que aumenta el metabolismo. Con la aprobación de un médico, actividades como el remo, la natación, caminar, andar en bicicleta y bailar ayudan a bajar de peso y son útiles para el hipotiroidismo. Dedica 30 minutos por sesión de ejercicios por cuatro o cinco días a la semana.

Más galerías de fotos



Escrito por jackie carmichael | Traducido por luis eduardo barbosa