Ejercicio y dieta en el colegio

Para los estudiantes universitarios ocupados y activos, que a menudo están estresados ​​y durmiendo poco, el ejercicio y una dieta sana son críticos. De acuerdo con la University of Pittsburgh’s Student Health Service, una encuesta de 302 estudiantes universitarios en una universidad grande reveló que sólo el 39 por ciento se ejercita tres o más veces por semana, y el 76 por ciento comen las mismas comidas cada día.

Problemas

Cuando los estudiantes del colegio no hacen suficiente ejercicio ni comen una dieta sana, ellos no se ven ni se sienten bien. Las épocas de estudios son momentos exigentes, y muchos estudiantes luchan por equilibrar sus cargas de trabajo con su vida social y calendarios privados. Descuidar el buen comer y hacer ejercicio con regularidad puede aliviar a los estudiantes de sentirse cansados, estresados, deprimidos y susceptibles a la enfermedad y al aumento de peso.

Efectos

Según Mayo Clinic, hacer ejercicio regular ayuda a mejorar tu estado de ánimo y mejorar tu calidad de descanso al dormir. También reduce los riesgos de algunos problemas de salud graves y juega un papel importante en el control del peso, cuando a los estudiantes universitarios se refiere. Una dieta saludable tiene efectos beneficiosos similares. El National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Disorders señala que comer comidas saludables y bien balanceadas que consisten principalmente en frutas, verduras, salvado de granos, proteínas magras y productos lácteos bajos en grasa ayuda a mantener tu cuerpo en óptimas condiciones, e incluso puede ayudarte concentrarse mejor.

Nutrición

Las frutas y verduras frescas tienen unos de los mejores perfiles nutricionales de todos los alimentos, y los estudiantes universitarios deben esforzarse por incluirlos en cada comida y convertirlos en las primeras opciones como aperitivos. A medida que aumenta la variedad de frutas y verduras que comes, también conseguirás un aumento en la variedad de nutrientes y vitaminas que recibes de ellos. Conseguir porciones saludables de muchos nutrientes ayuda al cuerpo a funcionar mejor, por lo que es importante para los estudiantes universitarios que hagan un esfuerzo para diversificar sus dietas y aumentar la cantidad de alimentos frescos que consumen a diario.

Consejos

Los estudiantes deben apuntar a una dieta variada y saludable y cumplir las directrices sobre la actividad física de American College of Sports Medicine de al menos dos horas y media de ejercicio intenso-moderada o una hora de ejercicio vigoroso a la semana. Hacer ejercicio con amigos, ir a clases caminando y hacer mandados caminando en lugar de conducir, planificación de las comidas y meriendas y mantener alimentos frescos a mano puede ayudar a todos los estudiantes alcanzar esas metas.

Balance

Para muchos estudiantes universitarios, el equilibrio de los diferentes aspectos de su vida es una lucha, como por ejemplo encontrar el tiempo extra. En lugar de comer las comidas por el camino, HelpGuide.org recomienda que los estudiantes tomen el tiempo para disfrutar de las comidas, comer con los demás y masticar bien los alimentos, y todos éstos deben ayudar controlar el peso y la retención de nutrientes. Los estudiantes que están presionados por el tiempo pueden intentar equilibrar el ejercicio con otras actividades, haciendo entrenamientos de breves intervalos de alta intensidad, haciéndolos en ráfagas cortas, ejercitándose durante el día, o la eligiendo ejercicios que no requieren de un gimnasio ni de un equipo especial.

Más galerías de fotos



Escrito por carly schuna | Traducido por nicolás altomonte