¿Puedo hacer ejercicio después de una fractura de coxis?

Una fractura de coxis, también llamado "ruptura de rabadilla", ocurre cuando a punta inferior de la columna se rompe. Las vértebras de la columna normalmente protegen la médula espinal, que termina a un nivel superior de la coxis. Una fractura de este hueso generalmente no causa parálisis, pero puede ser extremadamente doloroso. Una fractura de coxis causa dolor e inflamación en la zona y generalmente se maneja con actividades de autocuidado, en lugar de intervención quirúrgica. El ejercicio liviano puede ayudar con el proceso de curación.

Consideraciones

Si te estás recuperando de una fractura de coxis, date tiempo para descansar y evita realizar actividades vigorosas. La University of North Carolina, en Wilmington recomienda descansar y aplicar compresas frías o hielo a la zona fracturada durante los primeros dos días para controlar el dolor y reducir la inflamación. El dolor de una fractura de coxis puede persistir por varias semanas mientras se cura la lesión. Si sientes dolor mientras tratas de realizar algunos ejercicios, reduce la velocidad y deja que el área lesionada se cure. Al realizar ejercicio vigoroso o empujarte a hacer demasiado, puedes retardar el proceso de curación o puedes experimentar dolor por un período más largo de tiempo.

Beneficios

El descanso es beneficioso luego de una fractura de coxis y tu médico te puede recomendar que descanses para permitir que tu cuerpo tenga la posibilidad de curarse. De forma alternativa, sentarte con una fractura de coxis puede ser muy incómodo porque esta posición coloca presión sobre el hueso de la cola, desencadenando más dolor. El ejercicio liviano por breves períodos de tiempo reducirá la cantidad de tiempo que pasas sentado y ayudará a evitar que te vuelvas más rígido o que sientas dolor por una disminución generalizada de la actividad. Comenzar con un régimen de ejercicio suave después de que ha disminuido la inflamación puede promover la circulación al lugar. Durante el ejercicio, el ritmo cardíaco aumenta para bombear más sangre a los músculos y otros tejidos por todo el cuerpo. El aumento en la circulación puede promover la curación de los tejidos alrededor del coxis.

Control del dolor

Una fractura de coxis a menudo causa dolor en el hueso de la cola que es notable cuando tratas de pararte desde una posición sentada. El paso de heces duras después de una fractura de coxis también puede ser doloroso. Al aumentar tu nivel de actividad a través del ejercicio puedes ayudar a reducir la constipación. Además, bebe mucho líquido, que es esencial junto con el ejercicio, para ayudar a promover los movimientos intestinales regulares y reducir la incidencia de constipación.

Tipos de ejercicio

Consulta con tu médico antes de comenzar cualquier tipo de régimen de ejercicio después de haber sufrido una fractura de coxis. Tu médico puede darte marcos de tiempo específicos para cuando puedas aumentar nuevamente tus niveles de actividad. Una rutina de ejercicio cardiovascular leve que no aplique presión sobre la zona del coxis puede ser beneficioso para preparar tu corazón. Las actividades como caminar y nadar pueden ser valiosas porque son de bajo impacto. Otros tipos de deportes, como ejercicios aeróbicos, bailar o correr pueden aplicar más estrés en tus articulaciones y algunas zonas del cuerpo, que puede ser incómodo. Evita actividades como andar en bicicleta, que hace presión en el hueso de la cola al estar sentado; o deportes peligrosos, como andar en skate o esquiar, ya que pueden causar caídas, lo que puede dar como resultado lesiones mayores y retraso en la curación.

Más galerías de fotos



Escrito por meg brannagan | Traducido por aldana avale