Ejercicio que debes evitar si tienes rodillas defectuosas

Sólo porque tienes rodillas malas no significa que debes dejar de ejercitarte. De hecho, ciertos ejercicios, tales como los ejercicios de paso o ejercicios utilizando un tubo de resistencia, pueden ser beneficiosos para las personas con rodillas malas, según el entrenador personal certificado Dan Falkenberg en un artículo para ColumbusSports.com. Los ejercicios de bajo impacto tal como andar en bicicleta o incluso caminar pueden ayudar a mantener los ligamentos de tu rodilla flexibles y elásticos. Sin embargo, algunos tipos de ejercicio están fuera de límites porque puedes causar más daño que beneficios y pueden agravar tu condición.

Sentadillas

Cualquier ejercicio que implica movimientos en cuclillas está contraindicado para el dolor de rodilla. Según Lynn Millar, PhD, director asistente y profesor asociado de fisioterapia en la Universidad Andrews en una entrevista con la NBC New York ejercicios como las sentadillas, que implican la flexión excesiva generalmente no se recomiendan para personas con rodillas defectuosas. La sentadilla profunda implica un extremo movimiento de flexión y las rodillas terminan apoyando la mayoría de tu peso, lo que potencialmente podría exacerbar el dolor debido a la colocación de una cantidad excesiva de estrés en la articulación de la rodilla.

Saltar

Los ejercicios de salto alto también están contraindicados para el dolor de la rodilla. Saltar es una actividad de alto impacto que afecta a la articulación de la rodilla y coloca tensión sobre ella cuando aterrizas. Los ejercicios de saltos, conocidos como pliométricos, incluyen actividades tales como saltar repetidamente para encestar una pelota de baloncesto. Según Millar, estas actividades ponen una fuerza de dos a tres veces tu peso corporal en las rodillas, incrementando potencialmente las posibilidades de lesiones y dolor. Las actividades de bajo impacto que impliquen saltar a una altura menor, tales como saltar a la cuerda, son más convenientes para el dolor de rodilla.

Correr

Correr es una actividad de alto impacto que afecta y pone mucha presión en tus articulaciones. Sin embargo, correr no es una actividad totalmente prohibida para las rodillas. La superficie en la que corres puede hacer una gran diferencia. Correr sobre pavimento o concreto no es recomendable, porque el duro impacto puede empeorar tus problemas de rodilla. Según el Dr. Marc Darrow en su libro, "The Knee Sourcebook," correr en pistas de tierra, correr cuesta arriba o sobre una superficie nivelada en lugar de una en descenso, y asegurarte de que tienes zapatillas que se ajusten adecuadamente, es aconsejable para corredores con problemas de rodilla.

Kickboxing

Kickboxing es otra actividad de alto impacto y alta intensidad que puede exacerbar el dolor de la rodilla, especialmente si ciertos movimientos se realizan incorrectamente. Según Diane Lofshult en un artículo para IDEA Health and Fitness Association, las lesiones de rodilla se encuentran entre las lesiones más comunes causadas por el kickboxing. Las acciones realizadas en el kickboxing, incluyendo las patadas de frente, hacia atrás y de lado, las patadas roundhouse y elevaciones de rodilla, pueden provocar una sacudida a la articulación de la rodilla y exacerbar el dolor.

Más galerías de fotos



Escrito por ashley miller | Traducido por paulina illanes amenábar