¿El ejercicio en la cinta de correr con inclinación mejora tus glúteos?

La cinta para correr es una pieza de equipo dinámico de gimnasio que puede ayudarte a quemar cientos de calorías y a transformar la imagen de tu parte trasera. Puedes tonificar y afirmar tus glúteos añadiendo una pendiente a la cinta de correr. La duración e intensidad de tu entrenamiento son variables cruciales que pueden ayudarte a conseguir los glúteos de tus sueños.

Glúteos

Tu trasero se compone de tres músculos: el glúteo mayor, el menor y el medio. El glúteo mayor es el responsable de la forma redondeada característica del trasero. El papel principal del glúteo medio es el de estabilizar la cadera durante muchos movimientos. El glúteo menor se utiliza para abducir la pierna, moviéndola lejos de la línea central del cuerpo. Los tres músculos del trasero trabajan juntos cuando inclinas la cinta de correr.

Función

Los músculos glúteos, que constituyen tu trasero, funcionan para extender la pierna. La inclinación exige mayor esfuerzo en los glúteos debido a que cuando caminas hacia adelante sobre la pierna izquierda y levantas la derecha en la parte posterior, reafirmas y aprietas los músculos glúteos. El movimiento repetitivo de caminar o correr con inclinación mantiene tus glúteos en acción con cada paso que das. Céntrate en conservar los talones hacia abajo como si estuvieras caminando por el barro, para trabajar más los glúteos.

Composición corporal

Inclinar tu cinta de correr puede ayudarte a modificar la composición de tu cuerpo, dejando los glúteos menos flácidos y más tonificados. Caminar o correr en una pendiente no sólo aumenta el consumo de calorías durante el ejercicio, sino que también sigues quemando calorías después de que hayas terminado. Tu masa muscular aumentará con el entrenamiento de inclinación, ya que estás construyendo más fuerza en los músculos debido al ejercicio de levantamiento de peso. Entre más masa magra tengas, más calorías podrás quemar ayudando a reducir la cantidad de grasa en los glúteos.

Entrenamientos

El American College of Sports Medicine sugiere el entrenamiento aeróbico durante 60 minutos casi todos los días de la semana. Comienza tu entrenamiento con un calentamiento de cinco minutos sobre una superficie plana. Inclina lentamente tu cinta un 2% cada cinco minutos hasta llegar a un 12% de inclinación. Mantén la inclinación igual durante 10 minutos y luego poco a poco devuélvete a la superficie plana bajando tu inclinación al 2% cada cinco minutos. También puedes entrenar con la cinta de correr por intervalos, trabajando en terreno plano durante dos minutos seguidos de una inclinación entre el 8 y 12% por la misma duración. Repite los intervalos durante tu entrenamiento para quemar calorías y enfocarte en tus nalgas.

Más galerías de fotos



Escrito por roger cahill | Traducido por jane laury