¿El ejercicio causa inflamación en el cuerpo?

El ejercicio brinda muchos beneficios a la salud y tiene un impacto significativo en muchos procesos del cuerpo. Por ejemplo, afectas la inflamación aguda y crónica cuando te ejercitas. Puedes experimentar inflación aguda después del ejercicio mientras reduces tu nivel general de inflamación sistémica. La inflamación aguda que ocurre después del ejercicio puede causar malestar temporal pero la reducción de la inflamación crónica puede tener un efecto positivo y a largo plazo en tu salud.

Beneficio del ejercicio para la salud

Hacer ejercicio regularmente puede tener un impacto muy positivo en tu salud. El ejercicio puede mejorar tu humor estimulando la producción de varios químicos en el cerebro que promueven la felicidad y reducen el estrés. Además, el ejercicio puede protegerte de enfermedades crónicas como la osteoporosis, cáncer y la diabetes tipo 2. Las personas que se ejercitan frecuentemente también son capaces de mantener un mejor control de su peso y tienden a tener una energía más elevada y mayor deseo sexual.

Proceso de inflamación

Puedes separar la inflamación en dos categorías, la inflamación aguda que ocurre durante un periodo corto de tiempo y la inflamación crónica que ocurre en lapsos largos de tiempo. La inflamación aguda ocurre inmediatamente después de una lesión. El flujo de sangre aumentará en el área alrededor de la lesión, y el flujo de proteínas en la sangre y las células blancas se moverán en el tejido. La inflamación es generalmente parte de una respuesta inmune saludable, sin embargo, algunas veces este proceso se vuelve incontrolable. Esto puede llevar a un estado de inflamación crónica que puede desarrollar enfermedades como la aterosclerosis y el cáncer.

Ejercicio e inflamación aguda

El ejercicio vigoroso puede causar lesiones en tus músculos y ocasionar inflamaciones agudas. Puedes prevenir algunas lesiones causadas por el ejercicio evitando los sobreesfuerzos y asegurándote usar una técnica apropiada durante el ejercicio. Durante el ejercicio normal, sin embargo, es probable que ocurran algunos desgarres musculares pequeños. Un artículo publicado en “Sports Medicine” en 1989 brinda una visión general de estos tipos de lesiones agudas y señala que estas micro-lesiones son usualmente acompañadas de dolor muscular y por lo general se curan rápidamente.

Ejercicio e inflamación crónica

De acuerdo con un artículo publicado en “Epidemiology” en 2003, la inflamación crónica es un componente crítico en el desarrollo de una enfermedad cardiovascular. Estos investigadores analizaron la actividad y los niveles de proteína C-reactiva de los participantes de la Tercera Encuesta Nacional de Salud y Nutrición. La proteína C-reactiva es un marcador biológico que se correlaciona con la cantidad de inflamación en el cuerpo. Ellos encontraron que las posibilidades de tener un elevado nivel de proteína C-reactiva fue significativamente reducida en los individuos que realizaron una actividad de moderada a intensa comparada con aquellos que no se ejercitaban.

Más galerías de fotos



Escrito por megan doyle | Traducido por karly silva