Qué ejercicio hacer antes de caminar y correr

Escrito por Andrea Cespedes | Traducido por Maria del Rocio Canales
Los estiramientos dinámicos son mejores antes del entrenamiento.
blyjak/iStock/Getty Images

Si comienzas a caminar o correr vigorosamente en cuanto cruzas la puerta, es posible que corras el riesgo de lesionarte y sabotear tu ejercicios. Un calentamiento antes de que cualquiera de estas actividades aumenta tu temperatura corporal para quemar calorías de manera más eficiente, mejora la circulación y la elasticidad muscular. Un calentamiento toma tan poco como cinco minutos, así que no tienes excusa para evitarlo.

Movimientos básicos

Para tener un mejor rendimiento, evita las posturas estáticas.
Christopher Nuzzaco/Hemera/Getty Images

Antes de la parte principal de tu entrenamiento, haz cinco minutos de cardio fácil. Puedes subir y bajar las escaleras de tu casa, marchar en el lugar o simplemente caminar una o dos cuadras a un ritmo suave. A continuación, enfócate en calentar con estiramientos dinámicos los músculos que usarás al caminar o correr. Mueve en círculo los tobillos de seis a ocho veces en cada dirección. Mueve cada pierna 15 veces del frente hacia atrás desde la articulación de la cadera y luego haz un movimiento en forma de 8 por 10 a 20 repeticiones. Planta ambos pies firmemente en el suelo y gira la cadera 10 veces en cada dirección. Mueve en círculo los brazos y encoge los hombros varias veces para relajar la parte superior de tu cuerpo. Otras actividades de calentamiento pueden incluir a las estocadas (lunges), sentadillas (squats) y abrazo de rodillas altas (high knee hugs).

Prohibidas las posturas estáticas

Las posturas estáticas no previenen lesiones.
Kris Butler/iStock/Getty Images

Puedes tener la tentación de estirar los isquiotibiales o la cadera en una postura estática antes de caminar o correr. Ya sea que hayas aprendido esto en educación física de la preparatoria o lo hagas por instinto, evítalo. Un meta-análisis publicado en una edición de 2013 de Scandinavian Journal of Medicine and Sport concluyó que este tipo de estiramiento antes de hacer ejercicio puede poner en peligro tu rendimiento y no previene las lesiones.