Un ejercicio en caminadora para reducir los muslos

Si solo usas la caminadora para caminar y correr, no la has aprovechado en todo su potencial. La caminadora es una gran herramienta para dar forma a unos muslos delgados y atractivos. Los estiramientos, sentadillas y la caminata hacia atrás reclutan a muchos músculos en la parte inferior de tu cuerpo y la inclinación mejora el ejercicio además de que aumenta la quema de calorías. Antes de comenzar, practica estos movimientos en una superficie que no se mueva y utiliza calzado deportivo con soporte.

Reducción de grasa con Cardio

Una clave para adelgazar tus muslos es reducir la grasa total de tu cuerpo. El científico del ejercicio, Len Kravitz, Ph. D. de la Universidad de Nuevo México explica que un ejercicio aeróbico consistente u progresivamente retador hace que quemes grasa mejor y ejercitarte en intensidades más altas incrementa de manera dramática la cantidad de calorías que quemas en una sola sesión. Para incrementar la intensidad del ejercicio en una caminadora, tienes tres opciones: incrementar la velocidad, aumentar la inclinación o combinar ambas al caminar o correr más rápido en una pendiente más pronunciada. Para quemar grasa de manera óptima, la Universidad de Medicina Deportiva recomienda entre 250 y 300 minutos de ejercicio aeróbico a la semana.

Estiramientos para unas piernas bellas

Los estiramientos de pierna bajando hacia el piso se enfocan en todos los músculos principales de tus piernas y deberían ser algo básico en tu programa de reducción de muslos. Un estudio de 2006 realizado en la Universidad Estatal de California que fue publicado en “Medicine and Science in Sports and Medicine”, descubrió que los estiramientos dando pasos largos como los que se hacen en una caminadora inclinada que activan a tus cuadriceps, muslos, glúteos y pantorrillas. Coloca tu caminadora en la velocidad más bajo y el nivel de inclinación más alto. Sostén la barra de seguridad con ambas manos. Da un paso hacia adelante con un pie, apoyando con tu talón conforme doblas tu rodilla hacia adelante. Permite que la rodilla de atrás se incline hacia la caminadora. Levántate del estiramiento conforme tu pie de adelante se mueve bajo tu rodilla y da un paso adelante con el otro pie. Continúa haciendo este ejercicio por un periodo de entre dos y cinco minutos.

Sentadillas para unos muslos delgados

Como los estiramientos, el estudio de la Universidad Estatal de California descubrió que las sentadillas son efectivas para involucrar a muchos músculos de las piernas. Para la parte interior de los muslos, lleva las sentadillas a un nuevo nivel al colocar tu caminadora en su velocidad más baja y su inclinación más pronunciada. Viendo de lado a la consola, sostén el riel de lado con ambas manos y da un gran paso de lado con tu pierna frontal, colocando tu pie firmemente con tu peso en el talón mientras bajas a hacer la sentadilla. Levántate mientras tus piernas se junten, subiendo en un salto y cayendo en una sentadilla. continúa entre dos y cinco minutos.

Ejercicios atrás para un trasero hermoso

Se ha descubierto que caminar hacia atrás en una inclinación involucra de manera importante a los músculos en los cuadriceps y pantorrillas en un estudio publicado en el "Journal of Orthopedic and Sports Physical Therapy". Manteniendo la caminadora en su velocidad más baja e inclinación más pronunciada, ve hacia atrás apoyándote en los rieles laterales para mantener tu balance. Camina hacia atrás colocando primero los dedos del pie y después el talón, extendiendo bien tus rodillas con cada paso. No apoyes tu peso en los rieles laterales. Conforme te vuelvas más hábil caminando hacia atrás, incrementa la velocidad con pequeños aumentos para incrementar tu quema de calorías.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle matte | Traducido por laura gsa