Cómo el ejercicio cambia el ciclo menstrual

Tener un ciclo menstrual regular es una señal de que tu cuerpo está trabajando normalmente. Hay una gran cantidad de hormonas que trabajan durante la menstruación y el ciclo puede verse afectado por muchas cosas, incluyendo el ejercicio. Algunos tipos de ejercicio pueden cambiar el ciclo menstrual de forma que sea poco frecuente o ausente, lo que se llama amenorrea. Muchas de las condiciones negativas de salud pueden resultar de ejercitar muy vigorosamente. El ejercicio también puede cambiar tu ciclo de una manera positiva si sufres de intensos síntomas de síndrome premenstrual.

Acerca de la menstruación

Durante la primera mitad de tu ciclo, los niveles de hormonas estrógeno aumentan. El estrógeno ayuda a tu cuerpo a construir huesos fuertes y juega un papel en mantenerlos fuertes a medida que envejeces. El estrógeno también es importante para la fertilidad, ya que hace que el revestimiento del útero crezca, se espese y se prepare para nutrir a un embrión en caso de embarazo. A mitad de camino a través del ciclo de 28 días, un óvulo sale del ovario y viaja a través de la trompa de Falopio hacia el útero. Durante la segunda mitad del ciclo, la progesterona es la hormona dominante y también es importante para la salud femenina. Si ejercitas demasiado fuerte y no tienes un ciclo menstrual, no recibirás los beneficios de estas hormonas.

Amenorrea

La amenorrea se refiere a una ausencia de la menstruación, y una de las causas es el ejercicio vigoroso. De acuerdo con un estudio publicado por UNISCI y conducido por Anne Hoche, DO, profesor asistente de medicina física y rehabilitación y cirugía ortopédica en el Colegio Médico de Wisconsin, las mujeres que hacen ejercicio con mucho vigor que tienen amenorrea pueden desarrollar osteoporosis y problemas cardiovasculares. Si el ejercicio produce que tu ciclo menstrual se detenga por completo, no hay suficiente estrógeno en tu sistema para tener huesos fuertes y un corazón sano. Hoch señala que el atletismo y el ejercicio son beneficiosos para las mujeres en muchos casos, pero la amenorrea es una condición anormal a la que los entrenadores y los médicos deben dar la atención adecuada.

Síndrome premenstrual

El ejercicio puede cambiar tu ciclo menstrual de una manera positiva. El síndrome premenstrual puede sentirse terrible, e incluye síntomas emocionales, como depresión e irritabilidad, y síntomas físicos, como distensión abdominal, dolor de cabeza y fatiga. El ejercicio aeróbico puede ser capaz de mejorar tus síntomas y mejorar tu ciclo, de acuerdo con el American College of Obstetricians and Gynecologists. Los ejercicios aeróbicos incluyen caminar a paso ligero, correr, montar en bicicleta y nadar. El ejercicio puede reducir los síntomas de fatiga y depresión si los haces regularmente, por lo menos 30 minutos la mayoría de los días de la semana.

Mantén a tu médico involucrado

Los síndromes premenstruales severos o los problemas de salud relacionados con la amenorrea pueden requerir asistencia médica. No trates de tratar estas condiciones por ti misma si crees que tu salud está en riesgo. Hay medicamentos que un médico puede recetarte para el síndrome premenstrual o la amenorrea que pueden mejorar la forma en que te sientes.

Más galerías de fotos



Escrito por jackie carmichael | Traducido por nicolás altomonte