¿Puede el ejercicio ayudar a tratar la depresión?

Si sufres de depresión, tu médico te puede prescribir uno o más tratamientos, generalmente medicación y psicoterapia. El medicarse viene acompañado de una serie de efectos secundarios desagradables y no es una cura permanente para la depresión, aunque puede ayudar a aliviar tus síntomas. Aunque no es un sustituto a un tratamiento médico convencional, el ejercicio puede proporcionar beneficios similares a la psicoterapia y la terapia de medicación.

Acerca de la depresión

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Mental, cerca de 15 millones de adultos americanos sufren un trastorno depresivo. Existen varios trastornos depresivos, incluyendo trastorno depresivo mayor, trastorno distímico, depresión post-parto y trastorno afectivo estacional. Mientras que todos experimentan síntomas distintos, algunos de los síntomas comunes de estos trastornos incluyen una sensación general de tristeza, baja autoestima, estado lloroso frecuente, una falta de interés en actividades que antes disfrutabas, cambios en el apetito y el sueño e irritabilidad.

Tratamientos

La depresión es considerada a tener varias posibles causas. Una teoría es que la depresión ocurre debido a un desequilibrio de determinados químicos en tu cerebro encargados de regular el estado de ánimo. El tratamiento médico convencional para la depresión normalmente utiliza medicamentos antidepresivos que trabajan regulando la cantidad de estos neurotransmisores, a decir, la serotonina, la noradrenalina y/o dopamina, en tu cerebro. Otros factores posibles incluyen trauma en la niñez, cuestiones sociales, psicológicas y ambientales o genética. En muchos casos, la psicoterapia es recomendada para ayudar a descubrir los problemas subyacentes o sin resolver que podrían estar causando la depresión. Tratamientos alternativos que pueden ayudar incluyen bioretroalimentación, hierbas, acupuntura, terapia de masaje, tai chi y yoga. De acuerdo con el Centro Médico de la Universidad de Maryland, investigaciones han mostrado que el ejercicio puede reducir los síntomas de depresión en aquellos que sufren de una depresión leve a moderada.

Cómo el ejercicio puede ayudar

La actividad física regular promueve la producción de los mismos neurotransmisores encargados de regular el estado anímico que también se incrementan por medio de medicación antidepresiva. Adicionalmente, el ejercicio reduce ciertos químicos del sistema inmune que pueden hacer peor la depresión. El ejercicio tiende a incrementar tu sentido de autoestima, promueve un estado de ánimo positivo y alienta un sueño reparador. Además, algunos tipos de ejercicios implican interacción social, tales como los deportes de equipo o ir a un gimnasio. Esto puede hacer disminuir los sentimientos de aislamiento social que es común en muchas personas deprimidas.

Tipos de ejercicio

El tipo de ejercicio no es tan importante como la frecuencia y la duración del ejercicio. Los síntomas de depresión pueden reducirse dramáticamente mediante la actividad física de por al menos 30 minutos al día, de tres a cinco días a la semana. No obstante, realizando cantidades menores de actividad también ayuda, específicamente si realizas ejercicios de alta intensidad como correr o andar en bicicleta. Lo más importante a considerar cuando se elige una rutina de ejercicios es escoger algo que pienses que disfrutarías, porque así es más probable que lo sigas haciendo.

Más galerías de fotos



Escrito por ashley miller | Traducido por jaime alvarez