¿El ejercicio puede ayudar contra la falta de aliento?

La falta de aliento puede variar desde algo meramente incómodo hasta algo potencialmente peligroso. Si te has encontrado jadeando para respirar después de subir algunos peldaños de las escaleras o al cargar paquetes pesados es posible que simplemente estés fuera de forma. Sin embargo, si sufres dificultad para respirar siendo sedentario o si despiertas en la noche luchando por respirar esto pude indicar un problema de salud subyacente. El ejercicio cardiovascular puede ayudar con muchas formas de problemas para respirar, pero si tus síntomas son severos debes consultar con tu médico tan pronto como puedas.

Cómo mejorar la condición cardiovascular

El ejercicio cardiovascular puede ayudar a evitar la dificultad para respirar debido a que fortalece tu corazón, pulmones y sistema circulatorio. Como explica "Exercise and Sport Science" ("El ejercicio y la ciencia del deporte"), el ejercicio cardiovascular afecta a tu cuerpo de varias formas. Primero, tu capacidad pulmonar se incrementa debido al ejercicio, lo que significa que respiras más aire. Segundo, tu cuerpo se adapta a las demandas del ejercicio al transportar oxígeno de forma más eficiente, lo que significa que llega más oxígeno a tu corazón y tu flujo sanguíneo, evitando la falta de aliento debida a un nivel bajo de oxígeno.

Postura

El ejercicio también puede ayudar a combatir la falta de aliento al mejorar la fuerza y resistencia muscular. “The Everest Principle: How to Achieve the Summit of Your Life” ("El principio Everest: cómo alcanzar la cumbre de tu vida") indica que la buena postura alarga tus músculos y abre tus pulmones, lo que te permite respirar con mayor libertad. Sin embargo, cuando estás fatigado es más probable que te encorves, lo que inhibe el flujo de aire a tus pulmones. El ejercicio regular aumenta la fuerza y te ayuda a mantener tu columna vertebral derecha y la cabeza en alto, abriendo tu pecho y aumentando tu capacidad pulmonar.

Asma

Las enfermedades crónicas como el asma son causas comunes de la falta de aliento y el ejercicio puede ser muy bueno para tratar sus síntomas, de acuerdo a "Asthma In Focus" ("El asma en la mira"). Aunque las personas que padecen asma necesitan tomar precauciones adicionales, como calentar suavemente y tener un inhalador con ellos durante el ejercicio, los beneficios superan los riesgos, ya que el reto del ejercicio cardiovascular mejorará la capacidad y elasticidad de los pulmones y evitará que los pacientes sufran la falta de aliento debido a la mala condición física.

Envejecimiento

A medida que envejeces tus pulmones se vuelven menos elásticos, el poder de tu respiración disminuye y no puedes inhalar o exhalar con tanta fuerza, de acuerdo a “Physiology of Sport and Exercise" ("Fisiología del deporte y del ejercicio"). Tu sistema circulatorio también se debilita, lo que significa que puedes ser más susceptible a sufrir dificultades para respirar. El ejercicio no puede revertir totalmente los efectos del envejecimiento, pero un entrenamiento cardiovascular regular puede ayudar a mantener la capacidad y elasticidad de los pulmones y fomenta una circulación saludable, lo que puede evitar o incluso hasta ayudar a revertir la falta de aliento relacionada con la edad.

Más galerías de fotos



Escrito por zoe glass | Traducido por juliana star