¿El ejercicio puede ayudar a alguien con testosterona baja?

A pesar de que está presente tanto en hombres como mujeres, la hormona testosterona es mucho más abundante en los hombres y juega un papel importante en el desarrollo maculino. La producción elevada de testosterona durante la pubertad provoca el engrosamiento de las cuerdas vocales, el crecimiento de vello corporal, aumento de la masa muscular y del deseo sexual. Los niveles de testosterona disminuyen a medida que los hombres envejecen en un proceso gradual conocido como andropausia. Entre los 40 años y principios de los 70, los hombres experimentan una disminución en los niveles de testosterona de hasta un 50 por ciento. Aunque la terapia de reemplazo hormonal es cada vez más accesible, la dieta y el ejercicio también pueden aumentar naturalmente los niveles de testosterona.

Efectos y causas de la reducción de testosterona

Además de la disminución natural de la testosterona, algunos factores ambientales pueden contribuir a esa disminución. El estrés, los medicamentos, las enfermedades, la mala alimentación, la obesidad y ciertos padecimientos psiquiátricos pueden contribuir al bajo nivel de testosterona. Niveles bajos de testosterona pueden conducir a la disminución del impulso sexual, de la masa muscular, aumento de grasa y de riesgo de enfermedades cardiovasculares y diabetes.

Punto de vista de os expertos

Un estudio publicado en el "British Medical Journal" en 1973 midió los efectos del ejercicio sobre los niveles de testosterona. Los investigadores concluyeron que los niveles de testosterona aumentaron en respuesta al ejercicio realizado con esfuerzo máximo. Sin embargo, otro estudio destaca la necesidad de un equilibrio entre el ejercicio y la disminución de peso. Un informe publicado en 1985 en "The Journal of the American Medical Association" encontró que la grasa y la reducción rápida de peso corporal se correlacionan con bajos niveles de testosterona.

Tipos de ejercicio

Según lo informado por el "British Medical Journal", el ejercicio debe ser exigente para influir sobre los niveles de testosterona. La revista "Sports Medicine" publicó en 1989 un estudio que también encontró que los niveles de testosterona en realidad pueden disminuir haciendo ejercicio de resistencia, aunque la causa exacta se desconoce. Los ejercicios combinados o ejercicios que involucran varios grupos musculares, emplean más fibras musculares y estimulan la producción de testosterona.

Otras sugerencias

Haz ejercicio con pesos grandes que te permitan realizar series de entre cuatro y seis repeticiones; la realización de tres series de cada ejercicio también facilitará una mayor producción de testosterona. Una dieta rica en grasas monoinsaturadas, que se encuentra en la mayoría de los frutos secos, también es benéfica, pero debe comerse con precaución para no ingerir demasiada grasa. El descanso adecuado entre los entrenamientos también es importante, porque el exceso de entrenamiento puede "ajustar" al cuerpo en modo de hambre, lo que reducirá aún más la testosterona.

Más galerías de fotos



Escrito por jonathan thompson | Traducido por sergio mendoza