Cómo el ejercicio ayuda a dormir mejor

El sueño es uno de los elementos más importantes y a menudo descuidado de una vida sana. Estudios indican que las personas que realizan ejercicio y tienen una vida sana, pueden mejorar la calidad de su sueño, aunque la ciencia detrás de esto no se conoce completamente. Los beneficios de un mejor sueño se filtran en un vida diaria al mejorar la concentración, el estado de alerta y concentración.

Sueño

A pesar de que los científicos tienen un profundo entendimiento de cómo el cuerpo funciona biológica y fisiológicamente, el sueño es todavía un proceso misterioso que se rige por un mecanismo interno desconocido. La investigación ha demostrado, sin embargo, que regula el estado de ánimo y el sueño está estrechamente vinculado a las funciones de aprendizaje y memoria. También ayuda a maximizar la productividad durante el día y juega un papel crítico en el nivel de energía general y la salud.

Beneficios del ejercicio

El ejercicio es un complemento importante de una noche normal de sueño. Según la Clínica Mayo, la actividad física regular tiene dos ventajas notables. Le puede ayudar a conciliar el sueño más rápido, profundizar el ciclo de sueño y evitar noches de insomnio y de vueltas en la cama.

Sueño de onda lenta

Dr. Qanta Ahmed, un médico del sueño, dice que el sueño profundo es llamado sueño de onda lenta. También se conoce como la etapa tres, o sueño delta. Durante este tiempo, la frecuencia de las ondas cerebrales es lenta, sin embargo, las olas son de altura y profundidad. Este nivel de inmersión de sueño hace a una persona difícil de despertar, pero contribuye a un aumento de la capacidad de concentración y una sensación de frescor de la mañana. El sueño de onda lenta también está relacionada con la liberación de las hormonas del crecimiento en los niños.

Sueño apnea

El ejercicio, la dieta y el sueño están íntimamente relacionados con el peso. La obesidad causada por un estilo de vida sedentario puede dar lugar a apnea del sueño, que a su vez hace que la actividad sea aún más difícil durante el día. La apnea del sueño es un trastorno en el que las personas dejan de respirar durante el sueño. Afecta la calidad del sueño y la lleva a riesgos de salud como apoplejía, ataque cardíaco e insuficiencia cardíaca congestiva. Mantenerse en forma a través del ejercicio es una parte importante para evitar trastornos tales como apnea del sueño.

Advertencia

La Fundación Nacional del Sueño recomienda evitar el ejercicio justo antes de dormir. Niveles de mayor energía hacen el sueño más difícil, no menos. En cambio, el mejor momento para hacer ejercicio es en la tarde, o al menos no más de tres horas hasta la hora de acostarse. La temperatura del cuerpo aumenta durante el ejercicio y toma por lo menos seis horas para disminuir después del ejercicio. Las temperaturas frías del cuerpo se asocian con el inicio del sueño, así que el ejercicio durante el final de la tarde corresponde con una temperatura apropiada antes de acostarse.

Más galerías de fotos



Escrito por jacobs | Traducido por vera casandra sustaita chenge