¿El ejercicio ayuda contra el asma?

El ejercicio tiene varios beneficios en cuanto al manejo del asma. Mientras que se supone que el ejercicio puede ser peligroso, particularmente si tu asma no esta controlado, es generalmente seguro ejercitarse aun que se tenga asma. Consulta a tu médico antes de iniciar algún programa de ejercicio; tal vez tenga recomendaciones específicas y ajuste tus medicamentos contra el asma para adaptarlo al incremento de tus actividades físicas.

Beneficios


La actividad física de manera regular incrementa la resistencia de tus pulmones.

La actividad física de manera regular incrementa la resistencia de tus pulmones, incrementando el consumo de oxígeno y ayudando a mejorar tu respiración todo el tiempo, no solo durante el ejercicio. El ejercicio aeróbico incrementa la funcionalidad de los músculos involucrados en la respiración. Un programa de ejercicios te ayuda a mantener un peso saludable, el cual puede reducir los síntomas del asma. El ejercitarte también fortalece tu sistema inmunológico.

Maneras recomendadas para ejercitarse


Nadar y caminar son actividades relativamente seguras.

Hay ciertos tipos de ejercicios son menos propensos a provocar ataques de asma. Acorde al American College of Allergy, Asthma and Immunology, las actividades que involucran periodos largos de movimientos continuos, tales como correr, son más propensos a provocar ataques que los ejercicios con periodos regulares de "alto y siga". El nadar y caminar son actividades relativamente seguras para los que sufren de asma. El American Council on Exercise clasifica las siguientes actividades desde la más hasta la menos propensa a causar ataques: correr al aire libre, correr en cinta caminadora, ciclismo, caminar y nadar en alberca.

Medicación

Si planeas ejercitarte teniendo asma, debes tener un inhalador a la mano disponible en caso de un ataque de asma. Los medicamentos contra asma relajan tus vías respiratorias inmediatamente o a lo mucho en unos pocos minutos, para aliviar tus síntomas. Tu médico puede recomendarte que uses el inhalador antes de ejercitarte. También puede determinar qué medicamentos y dosis son las apropiadas para tu condición.

Consejos para prevenir ataques


Ejercitarte en el frío puede incrementar el riesgo de ataque de asma.

Ejercitarte en el frío puede incrementar el riesgo de ataque de asma. Debes usar una máscara quirúrgica para calentar el aire mientras respiras o evita ejercitarte en el frío. Mantente alejando de las áreas muy contaminadas tales como los costados de una avenida con mucho tráfico de autos. El polvo, el polen y los olores fuertes pueden provocar ataques; una máscara quirúrgica puede prevenir la exposición a los irritantes. Alivia tu cuerpo de la actividad dentro y fuera con un calentamiento y enfriamiento de 10 minutos; evita iniciar o detener abruptamente el ejercicio.

Más galerías de fotos



Escrito por kelli cooper | Traducido por lou merino