Cómo hacer ejercicio ayuda al cerebro

El cerebro humano se beneficia tanto del ejercicio físico como del mental. El ejercicio físico ayuda al cerebro, mejorando la circulación y la memoria, así como también el equilibrio, la coordinación y los reflejos. El ejercicio mental puede ayudar al cerebro, generando nuevas conexiones neuronales, estimulando la memoria y compensando efectos debilitantes causados por la edad y por enfermedad.

Mejora de la circulación

El ejercicio físico ayuda al cerebro mediante el aumento del flujo sanguíneo, que suministra oxígeno vital y glucosa, mientras que retira los productos de desecho. Los ejercicios que aumentan el ritmo cardíaco, como correr o andar en bicicleta, también ayudan a bombear incluso más oxígeno y glucosa al cerebro. Según el Instituto Franklin, también se ha demostrado que el ejercicio físico estimula el crecimiento de los vasos sanguíneos cerebrales. Además, estimula las sinapsis cerebrales preservando el número de receptores de acetilcolina que se encuentran en la unión de los músculos y nervios. Así, las personas activas tienen más receptores en el cerebro que las personas inactivas.

Mejora del estado de ánimo

El ejercicio físico ayuda a mejorar tu estado de ánimo porque aumenta la producción de serotonina, un neurotransmisor esencial que se encuentra en el cerebro y que es asociado con la buena salud y el bienestar mental. Al aumentar los niveles de serotonina en el cerebro, el ejercicio funciona como un antidepresivo natural. El ejercicio físico también ayuda a reducir los niveles de estrés y ansiedad. El ejercicio aeróbico y el entrenamiento de fuerza funcionan para mejorar tu estado de ánimo. Un estudio de 16 semanas de duración, realizado en la Universidad Duke, dividió a 156 personas en tres grupos: ejercicio, medicación y ejercicio-medicación. Aquellos que estaban en el grupo de ejercicio, realizaron actividades físicas tres veces a la semana durante 30 minutos. Al finalizar el estudio, los resultados mostraron que sólo el ejercicio fue tan eficaz como la medicación o la combinación ejercicio-medicación en la lucha contra la depresión.

Aprendizaje y memoria

Incluso el ejercicio físico moderado, como caminar, también puede aumentar las funciones de la memoria, el aprendizaje y la capacidad para el razonamiento abstracto. No está claro cómo esto funciona, pero la mejora de la oxigenación y la nutrición para el cerebro son considerados como los factores principales. El ejercicio mental ayuda al cerebro a funcionar mejor. Al igual que con cualquier habilidad, mientras más desafíos mentales realices, mejor será tu cerebro. Juegos de palabras, matemáticas, juegos de habilidad y estrategia, todos ayudan a aumentar la aptitud de tu cerebro.

Más células cerebrales

En algún momento se pensó que el cerebro humano estaba completo al nacer y que no era capaz de producir nuevas células cerebrales, pero el Instituto Salk demostró en un estudio de 1999, que el cerebro humano adulto es capaz de producir nuevas células ; un proceso denominado neurogénesis. Estudios más recientes han estado tratando de determinar exactamente cómo el cerebro genera nuevas células. Pero una cosa es segura: el ejercicio físico ayuda al cerebro a desarrollarse. Se cree que el ejercicio estimula la producción de una proteína del cerebro llamada Noggin, que impulsa la producción de la neurogénesis y células madre. Correr aumenta la capacidad del cerebro para producir nuevas células, y mientras más millas corras, más células cerebrales nuevas harás crecer.

Prevención de enfermedades

Según los Institutos Nacionales de Salud, estar físicamente activo puede ayudar a retrasar -o incluso prevenir- la pérdida de la función cognitiva asociada con la edad y la enfermedad. Las personas que no realizan ningún tipo de ejercicio físico tienen el doble de probabilidades que las personas activas a desarrollar enfermedades debilitantes como la enfermedad del Alzheimer. Los ejercicios mentales, como el uso de tu mano no dominante para las tareas diarias y el aprendizaje de nuevas habilidades, pueden ayudar a tu cerebro a mejorar sus conexiones neuronales y realizar otras nuevas.

Más galerías de fotos



Escrito por karen s. garvin | Traducido por maría echenique