¿Hacer ejercicio ayuda a no tener anemia?

La anemia es un problema de salud en el que la persona tiene menos cantidad de glóbulos rojos de lo normal. Los glóbulos rojos contienen hemoglobina, una proteína que transporta oxígeno desde los pulmones hacia los órganos del cuerpo. Si tienes niveles bajos de glóbulos rojos, es posible que tus órganos no funcionen de forma adecuada debido a la falta de oxigenación. Algunos estudios recientes demuestran que hacer ejercicio regularmente puede ayudar a mejorar los cuadros de anemia.

Fatiga

El exceso de fatiga es el síntoma más común de todos los tipos de anemia, según el National Heart, Lung and Blood Institute. La fatiga puede impedir que realices tareas cotidianas, lo que puede afectar la calidad de vida. El ejercicio físico regular puede ayudar a prevenir la fatiga que genera la anemia, según el Ohio State University Medical Center. El ejercicio físico ayuda a incrementar la fuerza muscular y promueve la circulación de sangre hacia los órganos, lo que lleva a tener más energía. Si tienes anemia, consulta con tu médico antes de comenzar a hacer cualquier tipo de ejercicio físico nuevo.

Anemia de células falciformes

La anemia de células falciformes es una enfermedad hereditaria en la que los glóbulos rojos tienen forma de media luna debido a la presencia de un tipo anormal de hemoglobina. Este tipo de glóbulo rojo no puede transportar suficiente cantidad de oxígeno al cuerpo, lo que lleva a tener síntomas de anemia. Es posible que tu médico te recomiende realizar ejercicio moderado regularmente para que tu cuerpo esté más fuerte y sano, según el National Heart, Lung and Blood Institute. Bebe suficiente cantidad de agua antes y después de ejercitar para evitar la deshidratación.

Insuficiencia renal

Hacer ejercicio moderado regularmente también te puede ayudar a mejorar un cuadro de anemia causado por insuficiencia renal, según el sitio web Dialysis Patient Citizens. En general, los riñones sanos producen eritropoyetina, una hormona que estimula la producción de glóbulos rojos. Hacer ejercicio de forma regular fortalece los riñones para que produzcan eritropoyetina. Si padeces insuficiencia renal, hacer ejercicio regularmente aumentará tu producción de glóbulos rojos. Consulta con tu médico antes de comenzar a ejercitar.

Cáncer

Algunos estudios recientes demuestran que hacer ejercicio moderado de forma regular puede ayudar a mejorar lo cuadros de anemia y otros efectos secundarios causados por la quimioterapia y los tratamientos de radiación, según el National Cancer Institute. Otro estudio demuestra que las mujeres con cáncer de mama que hacen ejercicio regularmente pueden evitar padecer anemia, según afirma BreastCancer.org. Algunos ejemplos de ejercicio moderado incluyen caminar rápido, nadar, trotar, montar una bicicleta fija y hacer tareas domésticas como limpiar o cortar el césped.

Más galerías de fotos



Escrito por maria warren, r.n. | Traducido por noelia menéndez