¿El ejercicio aumenta el grosor de tu piel?

El ejercicio tiene muchos beneficios, pero es posible que no consideres a menudo su capacidad para mejorar tu piel. El ejercicio regular estimula la producción de colágeno y aumenta la cantidad de la hormona de crecimiento humana liberada por el cuerpo. Ambos de estos factores pueden hacer que tu piel sea más sana y más gruesa. Sin embargo, algunas personas tienen problemas de la piel que se ven agravados por el ejercicio.

Colágeno

El ejercicio estimula la formación de colágeno, una proteína que comprende la mayor parte del tejido conectivo en los tendones, ligamentos y huesos. El colágeno es responsable del soporte de la piel, y su producción se ralentiza el proceso con el envejecimiento mediante la lucha contra la formación de arrugas. La producción de más colágeno hace que la piel sea más gruesa ya que su tamaño depende en parte de la cantidad de fibras de colágeno presentes. Un breve período de ejercicio no va a engrosar la piel; un largo entrenamiento o ejercicio prolongado es necesario para estimular la producción de colágeno.

Hormona de crecimiento humano

El ejercicio aumenta el flujo de sangre a la piel, proporcionando más oxígeno y nutrientes, lo que aumenta la secreción de la hormona del crecimiento humano. Esta hormona regula la actividad de las células y evita las arrugas. Algunas personas se inyectan la hormona de crecimiento humano de forma directa como técnica antienvejecimiento para espesar la piel y reducir las arrugas.

Deshidratación

La deshidratación puede reducir el espesor de la piel y contrarrestar los efectos positivos del ejercicio. La piel contiene un depósito de agua, y mientras más agua bebes, más gruesa se volverá tu piel. Los atletas que no beben suficiente agua se colocan en riesgo de deshidratación, lo que puede reducir el grosor de la piel en lugar de aumentarlo.

Advertencia

Aunque el ejercicio es beneficioso para la piel en la mayoría de las personas, que también puede exacerbar ciertas afecciones de la piel. Si sufres de rosácea o tienes la piel rojiza, el aumento del flujo sanguíneo causado por el ejercicio puede empeorar la condición. El ejercicio también puede agravar el acné o causar irritación de la piel en circunstancias excepcionales, tales como erupciones o la urticaria inducidas por el ejercicio que hace salir imperfecciones después de hacer ejercicio.

Más galerías de fotos



Escrito por jen morel | Traducido por daniel cardona