Ejercicio anaeróbico y presión arterial

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte prevenible en Estados Unidos. La presión arterial elevada, mejor llamada hipertensión, afecta a alrededor de un tercio de todos los estadounidenses. Con frecuencia referida como "el asesino silencioso", la hipertensión normalmente no se presenta con síntomas y puede pasar inadvertida. Prevenir la hipertensión comienza con realizar actividad física de forma regular y llevar una dieta sana.

Definición

La presión arterial mide la fuerza que ejerce la sangre en las arterias. Indica tanto la presión que se alcanza con los latidos cardiacos (presión sistólica) como la presión en reposo (presión diastólica). La presión arterial normal es de 120 sobre 80. Cualquier medición mayor a 140 sobre 90 se considera alta. El primer número representa la presión sistólica y el segundo la presión diastólica. La hipertensión arterial obliga al corazón a trabajar más de lo necesario y contribuye a un endurecimiento de las arterias.

Ejercicio

El ejercicio anaeróbico incluye cualquier actividad que involucre un periodo corto de ejercicio de mucha intensidad. Durante la actividad anaeróbica, el corazón trabaja por arriba del 85 por ciento de la frecuencia cardiaca máxima. "Anaeróbico" significa que ocurre principalmente sin oxígeno. Ejemplos de este ejercicio incluyen el entrenamiento de resistencia, saltos y correr a toda velocidad (sprinting). El entrenamiento de resistencia consiste en movimientos isométricos en los que contraes y mantienes contraído un músculo y ejercicio isotónico que utiliza la resistencia y contrae los músculos mediante el movimiento.

Respuesta

El cuerpo responde al ejercicio aumentando la presión sistólica; la presión diastólica varía directamente en relación al tipo de ejercicio. Al levantar pesas, por ejemplo, la contracción muscular ocasiona que el flujo sanguíneo disminuya o incluso se detenga. Esto ocasiona un incremento temporal en la presión sanguínea hasta que el músculo se relaja. Un ejercicio isométrico en donde se mantenga la contracción muscular por un periodo de tiempo ocasiona que la presión arterial se incremente más que con un levantamiento isotónico.

Beneficios

El ejercicio anaeróbico mejora la resistencia y la fuerza al utilizar la energía almacenada en el músculo. El tejido muscular quema más calorías mientras está en reposo y el entrenamiento de resistencia ayuda a bajar de peso y disminuir la grasa corporal. Los ejercicios de levantamiento de pesas fortalecen los huesos, mejoran la postura y ayudan a proteger las articulaciones. Aunque el ejercicio anaeróbico ocasiona un breve incremento en la presión arterial, con el tiempo contribuye a disminuir las cifras de presión arterial en general.

Precauciones

Existen ciertas precauciones para ejercitarte si tienes hipertensión. Antes de casa ejercicio, asegúrate de realizar un calentamiento para permitirle al corazón adaptarse lentamente a la actividad física. Vigila tu actividad durante el entrenamiento. Termina cada ejercicio con un periodo de relajación de 5 a 10 minutos. Si sientes cualquier molestia, dolor, falta de aliento o palpitaciones, detente. Sé consciente del impacto que tiene en el sistema cardiovascular cargar mucho peso. Sobre todo, presta atención a tu cuerpo.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa martin | Traducido por karly silva