¿El ejercicio puede alargar el cuello?

La cabeza humana pesa de 10 a 12 libras, lo que pone mucha tensión en los músculos del cuello para mantenerla en su lugar. Mover la cabeza hacia adelante, fuera de la alineación correcta, para mirar una pantalla de computadora o para ver mejor un libro añade un jalón adicional de 30 libras al cuello. Esto hace que los músculos en la parte frontal del cuello se acorten y también crea tensión en la parte posterior. Los ejercicios que alargan los músculos del cuello alivian la tensión y el dolor.

Ejercicio de alineación para el cuello

El ejercicio de alineación para el cuello alarga y aumenta el espacio entre las vértebras del cuello en una corta secuencia de movimientos. Este ejercicio básico también te enseña la postura correcta. Comienza sentándote derecho en una silla con la lengua en el paladar y la mandíbula relajada. Toda la cara debe relajarse. Jala suavemente el cuello hacia atrás para que tu cabeza se alinee sobre el centro de los hombros. Ahora imagina una cuerda atada a tu pecho que se extiende a través de tu cuello y la parte superior de tu cabeza. Jala esa cadena en tu imaginación. El pecho se levanta y el cuello se alarga. El cuello debe permanecer mucho tiempo centrado de esta manera todo el día. Por último, coloca el pulgar y el dedo índice en tu mandíbula y tu mano derecha sobre la base de tu cuello y lentamente levanta el cráneo hacia arriba para alargarlo aún más.

Inclinación de barbilla

La inclinación de la barbilla alarga los músculos tensos en la parte posterior del cuello, pero ten cuidado de no dejar que los hombros se muevan hacia adelante mientras haces este ejercicio. Al llevar la barbilla hacia el esternón, fuerzas la parte posterior del cuello para que se alargue. Si tu mentón llega a tu pecho, déjalo reposar allí y relájate. Mantén la barbilla abajo durante 15 a 30 segundos.

Estiramientos laterales del cuello

Dar vuelta tu cabeza alarga los músculos por los lados del cuello; sin embargo, mover el hombro interfiere con el ejercicio. Los hombros permanecen hacia atrás durante este ejercicio, que es la forma en que deben estar todo el tiempo. Para hacer este ejercicio, sólo tienes que girar la cabeza para mirar a la izquierda, mantente así durante 15 a 30 segundos y repite el movimiento mirando a la derecha.

Inversión

La terapia de inversión alarga la columna vertebral completamente desde el sacro hasta la base del cráneo. Colgar de una tabla de inversión o de un tubo es un ejercicio pasivo que permite a la gravedad jalar tu columna vertebral en la dirección opuesta a lo que normalmente lo hace cuando estás en posición vertical. Este ejercicio hace, básicamente, lo mismo que el ejercicio de alineación para el cuello, pero en lugar de que tu alinees tu cuello, te relajas y dejas que el peso de la cabeza jale los músculos del cuello por ti.

Más galerías de fotos



Escrito por sarka-jonae miller | Traducido por maria del rocio canales