Cómo el ejercicio puede afectar la vida de una persona

La actividad física ofrece muchos beneficios de salud, independientemente de tu edad, sexo y capacidad atlética. Si tienes problemas para sentir la motivación para hacer ejercicio con regularidad, ten en cuenta que realizar 30 minutos de ejercicio por lo menos cinco días a la semana va a hacer una diferencia positiva en tu vida, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Gran resistencia, flexibilidad y fuerza

Realizar un entrenamiento bien completo es importante porque diferentes tipos de ejercicio ofrecen diferentes beneficios físicos. Por ejemplo, los ejercicios de estiramiento como el yoga y Pilates aumentar tu flexibilidad, y ejercicios de entrenamiento con pesas, como tirar de las bandas de resistencia y hacer flexiones mejoraran tu fuerza muscular. Los ejercicios aeróbicos, como caminar a paso rápido, saltar la cuerda, bailar y nadar aumentan tu resistencia física al ayudar al corazón a bombear más eficientemente cuando haces ejercicio.

Actitud mejorada

El ejercicio puede ayudar a aliviar la depresión, la ansiedad y el estrés. Esto probablemente se debe a que el ejercicio reduce los químicos del sistema inmunológico que pueden hacer que la depresión sea más severa, de acuerdo con MayClinic.com. El ejercicio también eleva la temperatura del cuerpo para inducir una sensación de calma y libera los químicos del cerebro que te hacen "sentir bien", los neurotransmisores y las endorfinas. Además, la participación en la actividad física regular también puede aumentar tu fuerza y ​​flexibilidad, lo que puede mejorar indirectamente tu estado de ánimo, ya que te permite participar en todas tus actividades favoritas sin limitaciones.

Aumento de energía

El ejercicio aeróbico ayuda a todo el sistema cardiovascular a funcionar de forma más eficiente, lo que significa que mejora la circulación y permite que los tejidos reciban una mayor cantidad de oxígeno y nutrientes. Esto se traduce en un mejor rendimiento durante el ejercicio, pero tiene la ventaja añadida de que te da una mayor energía durante el día. Al hacer ejercicio de manera regular tendrás más vitalidad en tu paso al jugar con tus hijos y hacer un viaje de último minuto a la tienda de comestibles. Hacer ejercicio con regularidad también puede mejorar tu energía durante el día al aumentar tu capacidad para conciliar el sueño y permanecer dormido durante la noche, de acuerdo con MayClinic.com.

Vida más larga

No puedes controlar completamente tus factores de riesgo de problemas de salud. Por ejemplo, puedes haber heredado una tendencia a tener la presión arterial alta, porque viene de familia. Sin embargo, puedes controlar tus riesgos para la salud, hasta cierto punto. Al hacer ejercicio con regularidad, puedes bajar la presión arterial y reducir los niveles altos de colesterol. En un estudio de 24 años del Department of Nutrition at the Harvard School of Public Health and Brigham and Women’s Hospital, los participantes del estudio que tenían sobrepeso y realizaron menos de tres horas y media de ejercicio por semana eran dos veces y media más propensos a morir prematuramente que los participantes que eran delgados y activos.

Consideraciones

El ejercicio está lleno de beneficios, pero puede ser peligroso si tratas de hacer demasiadas cosas a la vez. Por ejemplo, empezar directamente con 60 minutos de ejercicio vigoroso al día después de ser sedentario durante meses puede causar tensión innecesaria en el sistema cardiovascular y muscular. Además, los atletas que tienen la creencia de que "sin dolor no hay ganancia" corren el riesgo de agotarse rápidamente y sufrir lesiones como desgarros de ligamentos. Si estás interesado en comenzar una nueva rutina de ejercicios o aumentar el ritmo en tu rutina actual, haz cambios graduales como agregar cinco minutos adicionales u otro cinco por ciento de inclinación por semana. Además, no te olvides de calentar y enfriar por lo menos durante cinco a 10 minutos en cada sesión y consultar con tu médico si comienzas a experimentar efectos secundarios negativos, tales como el dolor muscular extremo y la falta de aliento.

Más galerías de fotos



Escrito por christa miller | Traducido por natalia pérez