¿El ejercicio afecta la producción de leche materna?

El ejercicio brinda muchos beneficios saludables, en especial a las madres que están amamantando. No existe evidencia de que las madres lactantes que hacen ejercicio experimenten problemas con la producción de leche mamaria. Seguir pasos como beber mucha agua cuando hacen ejercicio y asegurarse de consumir suficientes calorías ayuda a mantener su nivel de energía en ambas mamas para producir leche y ejercitarse.

Ideas erróneas

El ejercicio no impacta de manera significativa en tu nivel de producción de leche o el sabor o valor nutricional de tu leche, explica el sitio web de BabyCenter. Ningún cambio significante ocurre en la cantidad de ácido láctico en la leche producida durante o después de un entrenamiento moderado y no existe ningún peligro para los bebés amamantados cuyas madres se ejercitan, informa el sitio web de Kellymom. Además, muchos estudios sobre madres lactantes que hacen ejercicio han mostrado que no hay diferencias en la disposición del bebé para aceptar la leche de la mama de su madre después de haber hecho ejercicio.

Deshidratación

La deshidratación es una causa común de enfermedades temporales en tu suministro de leche. El ejercicio intenso o prolongado en temperatura cálida a menudo lleva a la deshidratación. Las mujeres que están amamantando requieren de una gran ingesta de líquidos que las mujeres que no están lactando y el ejercicio aumenta más la cantidad de agua que tu cuerpo necesita. Beber agua antes, durante y después de tu ejercicio ayuda a evitar reducciones en tu suministro de leche a causa de la deshidratación. Las bebidas con cafeína, azúcar o alcohólicas exacerban la deshidratación y no cuentan como ingesta diaria de líquidos.

Consideraciones

Para tu propia comodidad considera amamantar o bombear leche inmediatamente antes de que hagas ejercicio. Evita usar sostenes deportivos con tirantes ya que a menudo llevan a que los ductos de leche se tapen, lo que causa una reducción temporal en la cantidad de leche materna que produce tu cuerpo. Cuando hagas ejercicios para la parte superior de tu brazo comienza lentamente, aconseja el sitio web de Breastfeeding Basics ya que los movimientos en la parte superior del brazo como el levantamiento de pesas también contribuye al taponamiento de los ductos. Tanto el ejercicio como la producción de leche materna consume energía y es posible que necesites aumentar la cantidad de calorías que consumes para evitar perder tus niveles de energía y la reserva de vitaminas y minerales de tu cuerpo.

Beneficios

El ejercicio ayuda a muchas madres nuevas a relajarse y la relajación contribuye a una disminución de reflejos cuando amamantas o bombeas leche a tu bebé. Muchos ejercicios ayudan a tu bebé a participar contigo como escucharlo en un chal o en un cabestrillo cuando caminas a paso moderado o lo cargas en su carriola y vas a correr. Detenerte para descansar y amamantarlo durante tu entrenamiento ayuda a aliviar cualquier congestión si caminas durante mucho tiempo y mantienes a tu bebé hidratado y feliz.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica lietz | Traducido por karen angelica malagon espinosa