¿Cómo el ejercicio afecta la administración del estilo de vida?

La vida es como un acto de malabarismo. Si trabajas todo el día y tienes una familia, ya sabes lo que se necesita para administrar tu tiempo (todo tu esfuerzo y más). Incluso si estás sin trabajar o no tienes una familia que cuidar, es probable que estés gastando tu valioso tiempo buscando un trabajo y tratando de crear o de mantener una red que te sirva de apoyo. Añade una rutina de ejercicio a esta mezcla y tendrás otro elemento más que administrar. La gestión del estilo de vida consiste en la programación de tus actividades y en vislumbrar con claridad tus propósitos. Adopta la idea de que el ejercicio es un componente vital en tu vida y toma medidas para hacer que su inclusión no sea negociable, ni siquiera contigo mismo.

Administración del estilo de vida

Nido Quebain, empresario, orador profesional y filántropo, tenía esto qué decir acerca del tema: "El estilo de vida se centra en las actividades que te apasionan". Él, como todos los demás, hace muchas listas de tareas, pero también deja de vez en cuando de hacerlas. En otras palabras, todo aquello que aporta algo a su bienestar, lo incorpora a su estilo de vida; y por el contrario, todo lo que drena su energía (en sus propias palabras, la lectura de periódicos llenos de negatividad) lo desecha y deja de hacerlo. Si estás haciendo ejercicio, debes pensar en que es una actividad que le suma a tu vida en lugar de restarle, por lo que debes considerarlo como una prioridad.

Programación

Clasifica tus prioridades, dice el Dr. Bill Knaus en un artículo publicado en PsychologyToday.com. La mejor manera de tener el control de tu vida es ordenar tus prioridades del 1 al 5, o incluso, del 1 al 10 si tienes mucho que hacer. El ejercicio debe estar en esa lista. El hecho de programar tu vida no debe ser considerado como una forma reglamentada de "conducirte a través del día", sino más bien, de permitirte a ti mismo experimentar todas las actividades que le dan sentido a tu vida. A medida que surgen situaciones nuevas o inesperadas, puedes (y debes) estar dispuesto a cambiar tu programa o plan alrededor de dicho suceso. Si esto sucede, no pienses que debes cumplir irrefutablemente, pero tampoco te sientas tentado tirar todo por la borda y a comenzar a eliminar cosas de tu lista. En lugar de eso, ten programado un margen de maniobra.

Deja de posponer

Las personas pueden fallar en la administración de su estilo de vida si son unos auténticos indecisos en serie. De hecho, si este término te describe, debes saber que esa es una de las mejores razones para programar tu vida y tus actividades cuanto antes. Es muy fácil dejar hoy lo que puedes hacer mañana. Desafortunadamente, el ejercicio sale siempre perdiendo cuando la gente no tiene ninguna disposición para administrar su estilo de vida. De repente, el ejercicio se vuelve todo un lujo o una autoindulgencia más que una necesidad, especialmente si hay personas que reclaman tu atención y que pueden resentir el hecho de que pases tiempo contigo mismo. Aprender a lidiar con esa tendencia a posponer las cosas implica dejar ir las excusas y simplemente hacerlo. Si tienes el ejercicio programado para las 7 p.m., entonces sólo ponte tus zapatos deportivos y sal antes de que tu mente te dé 101 y más excusas.

Consideraciones

El ejercicio tiene un beneficio adicional que hace que la administración de tu estilo de vida sea más fácil ya que te recargará de energía. Cuanto más tiempo has estado haciendo ejercicio, más fuerte y con más energía te sientes. Si estás aprendiendo a incorporar el ejercicio en tu vida, simplemente espera un poco. La ráfaga de energía que necesitas llegará en un par de días o semanas por medio de tu rutina de entrenamiento. Administrar tu estilo de vida cuando estás en forma y lleno de energía, se convierte en un proyecto emocionante y fluido en lugar de un torbellino de caos.

Más galerías de fotos



Escrito por linda kaban | Traducido por pei pei