Ejemplos de remedios herbolarios para el resfriado común

Antes de la llegada de los jarabes para la tos y las tabletas para el resfriado comerciales, los botánicos auxiliaban a las personas que padecían gripe. Algunas hierbas alivian la congestión o te permiten "sudar frío". Remedios herbarios adicionales ofrecen propiedades antibacterianas o el calentamiento de los músculos con enfriamiento. Muchas hierbas son eficaces si se utilizan en recetas, tés, baños o masajes con aceites, pero siempre consulta con tu médico antes de utilizar cualquier hierba desconocida, sobre todo si estás embarazada o amamantando.

Masaje herbal

La aromaterapia de Jeanne Rose utiliza el masaje de aceite para combatir el resfriado utilizando de 20 a 25 gotas de aceite esencial con 2 onzas de un aceite portador, como el de almendras dulces, aceite de oliva o de jojoba. Rose sugiere el uso en partes iguales de aceites esenciales de albahaca (basil), eucalipto, lavanda y romero (rosemary). Si la gripa se acompaña de escalofríos, añade aceite de canela (cinnamon). Frota el aceite en tus brazos, piernas y pecho. Por supuesto, si tienes la suerte de tener a una pareja comprensiva o a un terapeuta de masaje para aplicar la mezcla en la espalda, trata de disfrutar por todos los medios de este mimo herbal reconfortante.

Té de hierbas y suplementos de hierbas

Para reducir la duración y severidad de un resfriado, el University of Maryland Medical Center o UMMC (Centro Médico de la Universidad de Maryland) recomienda beber té de hierbas específicas dos o tres veces al día. Los tés recomendados por el UMMC incluyen la raíz de equinácea, flor de tila, manzanilla (chamomile), menta (peppermint), hojas de eucalipto y sello de oro. El libro herbolario de Barbara Griggs, “The Green Witch Herbal” ("La Bruja Verde de las Hierbas"), sugiere, además, hierba gatera (catnip), flor de saúco, milenrama, hisopo, marrubio blanco o la raíz de jengibre. Toma estas hierbas en cápsulas, en lugar de en tés, si lo prefieres, aunque las bebidas calientes proporcionan beneficios como el aflojamiento de moco, así como propiedades específicas de las hierbas. El remedio tradicional de agua caliente con jugo de limón y miel funciona porque evita la deshidratación, al tiempo que también afloja la congestión. La receta de Jeanne Rose consiste en exprimir el jugo de un limón en una taza, ralladura de cáscara de limón, una gota de aceite esencial de limón, agua caliente y añadir un chorrito de whisky o brandy. Omite el alcohol para hacer la infusión "pura", si lo prefieres.

Baños de hierbas

Añade aceites esenciales o infusiones de hierbas a un baño caliente para prevenirte de un resfriado que se aproxima o reducir la gravedad de uno ya existente. Utiliza uno o más de los aceites esenciales mencionados en la sección de masaje a base de hierbas -albahaca (basil), eucalipto, lavanda y romero (rosemary)- junto con aceites esenciales de pino escocés o jengibre (ginger). No agregues más de 5 gotas de aceites esenciales en total para el agua del baño. Si estás preocupado acerca de alergias en la piel, mezcla primero los aceites esenciales en una taza de leche o aceite de oliva en lugar de agregar los aceites esenciales directamente a la bañera. Para infundir tus propias hierbas secas o compradas en la tienda botánica, prepara un gran lote de hierbas en infusión como lo harías para una cantidad doble o triple de té de hierbas. Las hierbas disponibles que fácilmente alivian los resfriados son la albahaca, manzanilla (chamomile), lavanda, hierba gatera (catnip), menta (peppermint) y eucalipto. Añade uno o dos puñados de hierbas secas o varias bolsas de té, a una olla grande de agua. Deja que hierva el agua, baja el fuego y déjalas hervir a fuego lento durante 20 minutos. Cuela las hierbas, y a continuación, añade la hierba de infusión al agua para el baño, una vez que se enfríe ligeramente. Para un mayor impacto al combatir el resfriado, cuela las hierbas en una gasa o muselina, asegura la tela con una banda de goma y añade esta "bolsita de té" a la bañera junto con el agua de hierbas de infusión.

Alimentos silvestres

Muchas personas no entienden que "no comer durante un resfriado, alimenta una fiebre" es una advertencia, no es una instrucción. En otras palabras, si no te nutres correctamente, mientras sufres de un resfriado, puedes terminar con una enfermedad más grave. El libro “The Green Witch Herbal”, sugiere fortalecer el sistema inmunológico con hierbas silvestres cosechadas como pamplina, ortigas (nettles) y diente de león. Además, algunos alimentos inducen la transpiración, lo cual es útil para combatir el resfriado antes de que sea más grave. Combina cebollas y ajo cocidos o crudos con pimienta negra o pimienta de cayena (cayenne pepper).

Advertencias

Algunos remedios herbales pueden causar efectos secundarios graves o interacciones con medicamentos o afecciones de salud. No debes tomar ningún suplemento sin antes consultar a tu proveedor de salud.

Más galerías de fotos



Escrito por ellen douglas | Traducido por tere colín