Ejemplos de posturas estáticas de Kung Fu

Las posturas estáticas de Kung Fu son parte de lo que se llama formación de la postura. En este tipo de entrenamiento, debes extraer ciertas actitudes de tus propias formas o secuencias de movimientos, y usarlas para desarrollar un núcleo fuerte. Debido a que un árbol asienta sus raíces en el suelo, no lo puedes tumbar cuando empujas el tronco. El mismo principio se aplica a tu cuerpo cuando practicas Kung Fu. Al entrenar tu postura, debes mantener una postura Kung Fu que te permita permanecer estático e inmóvil. A pesar de que una posición baja y ancha es más fácil de mantener, que la que requiere que te sostengas sobre una sola pierna, como es la que se conoce como “Crane” (Grulla), todas las posturas desarrollan equilibrio, fuerza y estabilidad.

Posición Horse (Caballo) para mejorar la postura

Durante los dos primeros años de entrenamiento de Kung Fu, normalmente tienes que mantener la postura conocida como "Horse" (Caballo) durante al menos un minuto. En esta posición, cierras tu cuerpo logrando una posición de cuclillas, contrayendo los muslos y apretando los glúteos, según lo describe el artículo de Jim Tugend, “Why Wait to Learn Weapons?” (¿Por qué esperar a usar armas?), que aparece en la revista “Black Belt”. Para realizar esta postura, debes doblar los brazos y colocar los puños en tu cadera con el pulgar hacia arriba. Deja que los codos señalen hacia atrás. Da un paso amplio hacia la izquierda y coloca el pie izquierdo, de dos a tres veces más que el ancho de tus hombros y de tu pie derecho. Dobla las rodillas y baja a la posición de cuclillas hasta que tus muslos queden paralelos al piso. Mantén la espalda recta y el coxis debe quedar hacia adentro. Empuja las rodillas hacia fuera para que se mantengan alineadas con los pies. Esta posición significa sostener una contracción isométrica. Este ejercicio sirve para construir tus músculos principales y piernas, así como también para mejorar tu postura.

Fortalecimiento de piernas a partir de posturas estáticas

En China, Chang Sheng Dung ganó su primer torneo nacional de Kung Fu cuando tenía 17 años de edad. Al fallecer tenía 80 años y Sheng continuaba invicto, según el artículo del Maestro Eric Sbarge, “The Four Right Reasons for Stance Training” (Las cuatro razones correctas para la formación de la postura) que aparece en el sitio web Peaceful Dragon. Durante las etapas iniciales de su formación, Sheng mantenía la postura inclinada hacia adelante (Leaning Forward Searching) en busca de la postura “Sea” (Mar) durante una hora. Para desarrollar la elevación de piernas y el poder de barrido, realiza esta postura de una sola pierna. Levanta la pierna izquierda detrás de ti hasta que el muslo quede paralelo al suelo. Dobla la rodilla izquierda para formar con el muslo un ángulo de 90 grados y entonces flexiona el pie. Mantén tu rodilla derecha ligeramente doblada. Inclínate hacia delante para que tu torso también quede paralelo al suelo y formes una línea recta con el muslo. Extiende ambos brazos directamente detrás de ti y colócalos ligeramente un poco más arriba que tu espalda. Flexiona tus manos hacia arriba con las palmas frente a la cabeza, formando garras con los dedos. Mantén la cabeza erguida y la mirada directamente hacia adelante.

Posturas estáticas para entrenar la mente

Mantener una postura durante un largo periodo de tiempo es similar a una meditación sentada. Debido a que tu cuerpo debe permanecer inmóvil, es una oportunidad para entrenar y calmar la mente. A diferencia de la mediación, las piernas pueden empezar a doler debido a que las debes mantenerlas contraídas. Una vez que tu mente capta las señales de dolor, tendrás que cambiar la posición del cuerpo o sentarte y relajarte. El desarrollo de la fuerza de voluntad para permanecer en la postura es una manera de controlar tus pensamientos. Mantén la postura “Cat” (Gato) y supera la tentación de ceder demasiado rápido y soltar la pose. Para realizar la postura, debes transferir tu peso a la pierna de atrás después de haber embestido hacia adelante. Dobla la pierna de atrás, llevando la pierna de adelante hacia atrás y procurando mantener la rodilla flexionada. Deja que los dedos toquen el suelo, ya que los del pie delantero deben alinearse con el talón de la pierna de atrás y ayudar a que tu cuerpo se mantenga firme, según indica el libro de Paul Eng, “Kungfu Basics" (Fundamentos de Kung fu). Coloca las manos sobre las cadera para mantener el cuerpo erguido.

Cultivo de la energía

Al realizar una postura estática de Kung Fu, también adquieres una forma de cultivar tu energía interior, que también se conoce como “Chi”. En el entrenamiento de la postura, no es necesario manipular tu energía de una manera consciente. Sólo tienes que utilizar la postura adecuada que te haga sentir los pies sobre la tierra, respirar de forma natural y liberar tu mente. Al sostener la postura Crane (Grulla), tienes que centrarte en cultivar tu energía en un centro de gravedad superior. Comienza asumiendo la postura “Cat” (Gato). Levanta la pierna doblada de adelante hasta que tus dedos rocen la rodilla de la pierna que te sirve de apoyo. Apunta los dedos hacia el piso. Estira la pierna de atrás, pero mantén la rodilla ligeramente doblada. Para trabajar en el equilibrio de la postura Crane (Grulla), cierra los ojos o usa una venda.

Más galerías de fotos



Escrito por kay tang | Traducido por xochitl gutierrez cervantes