Algunos ejemplos de músculos antagonistas

Los ejercicios que se dirigen a grupos de músculos antagonistas causan inhibición recíproca moviendo la misma articulación en direcciones opuestas. Las fuerzas de inhibición recíproca fuerzan a un grupo de músculos a que se relajen mientras los demás se contraen. Los desechos celulares por inhibición se acumulan dentro de los músculos con cada repetición durante el ejercicio de resistencia. Alternando entre series de ejercicios que se dirigen a grupos de músculos antagonistas puede ayudar a eliminar la acumulación de residuos, lo que te ayuda a completar el mismo número de repeticiones para cada conjunto y evitar el fallo muscular prematuro.

Torso

Los ejercicios que trabajan la parte delantera y posterior de tu torso se enfocan en los grupos de músculos antagonistas. Empujar contra una carga horizontal con flexiones y variaciones de prensa de banco trabaja los músculos pectorales secuestrando los omóplatos, lo que hace que la escápula se aleje de tu columna vertebral. Los ejercicios que implican tirar de cargas a través de una trayectoria horizontal, incluyendo el remo apoyado y remo con mancuernas, se enfoca en los músculos a lo largo de la espalda aduciendo la escápula. Las aducciones de la escápula jalan los omóplatos hacia la columna.

Brazos

Flexionar y extender los codos se enfoca a grupos de músculos antagonistas en tus brazos. Flexionar el codo trae tu antebrazo hacia el brazo superior. Las flexiones y los ejercicios de pull-up maximizan la activación del músculo bíceps flexionando los codos con una resistencia. Los movimientos de extensión del codo estira los brazos y activa los tríceps en la parte posterior del brazo superior. Las extensiones de tríceps y flexiones implican enderezar los brazos contra la resistencia y se encuentran entre los mejores ejercicios para los tríceps.

Muslos

Los ejercicios de los músculos antagonistas que trabajan la parte frontal y posterior de los muslos mueven las rodillas en direcciones opuestas. Los cuádriceps responden a los movimientos de extensión de rodilla que enderezan tus piernas y que incluyen extensiones de piernas, sentadillas, estocadas y prensas de pierna. Flexionar las rodillas trae las pantorrillas hacia las nalgas y activa los músculos isquiotibiales que forman la parte posterior de tus muslos. Doblar las piernas y los levantamientos de glúteos son ejemplos de ejercicios de flexión de rodilla para los tendones de la corva.

Sección media o abdomen

Los músculos abdominales y de la espalda baja responden a ejercicios antagónicos que mueven la columna vertebral y las caderas en direcciones opuestas. Los ejercicios que flexionan la columna vertebral, incluidas las abdominales, se dirigen al músculo recto abdominal. Los ejercicios de extensión de la columna vertebral, como las extensiones lumbares e hiperextensiones de espalda, se dirigen al músculo erector spinae en tu espalda baja. Los levantamientos en el aire de piernas son ejercicios de flexión de la cadera que se dirigen al recto abdominal. Los levantamientos son ejercicios de extensión de la cadera que activan los músculos traseros más bajos.

Más galerías de fotos



Escrito por miguel cavazos | Traducido por mariana perez