Ejemplos de ejercicios de pecho isométricos

Los ejercicios isométricos para el pecho contraen los músculos del mismo. Sin embargo, tensar tus pectorales no va a cambiar la longitud de tus músculos o hacer mover tus articulaciones. A diferencia de otros tipos de ejercicios que implican movimientos de las articulaciones o de los músculos, permanecerás estático en la práctica isométrica de la presión del pecho (chest press), la mosca en la puerta (door-fly) o las flexiones (push-ups).

Presión del pecho (Chest Press)

Realiza el ejercicio isométrico de presión del pecho (chest press) mientras estás sentado o parado. Coloca tus manos en posición de oración delante de tu pecho, manteniendo tus codos en ángulos de 90 grados. Presiona tus palmas una contra otra lo más que puedas. Siente la contracción en tu pecho. Mantén esta posición durante cinco segundos y luego descansa durante cinco a diez segundos. Repite la presión cinco veces y trabaja hasta mantener la contracción durante 15 segundos.

Mosca en la puerta (Door Flys)

De pie en una puerta, coloca tus manos a la altura del pecho en cada lado del marco. Inclina tu pecho hacia adelante en dirección a la puerta. Siente el estiramiento a través de tus pectorales. Mantén la posición durante un conteo de 30 segundos y no te muevas. Suelta suavemente. Antes de repetir el movimiento, descansa hasta que la parte superior de tu cuerpo se sienta floja.

Flexiones isométricas (Push-ups)

En una flexión (push-up) isométrica, no vas todo el camino hasta el suelo y vuelves de nuevo hasta arriba; en cambio, mantienes la posición hasta la mitad. Comienza en una posición de flexión de brazos estándar. Baja tu cuerpo, pero detente a mitad de camino hasta el suelo. Mantén la posición durante un conteo de diez segundos. Contrae los músculos del pecho, luego suelta la contracción. Levántate de nuevo y repítelo si lo deseas.

Consideraciones

Puedes beneficiarte especialmente de los ejercicios isométricos si te encuentras en una terapia física. Sin embargo, hay límites para el entrenamiento isométrico. La Mayo Clinic dice que sólo puedes ganar fuerza en partes aisladas del cuerpo, y es poco probable que los ejercicios isométricos aumenten tu capacidad atlética. De hecho, tu resistencia puede empeorar. Consulta a tu médico para asegurarte de que puedes realizar ejercicios isométricos, especialmente si tienes presión arterial alta o irregularidades cardíacas. Esto es porque a menudo los ejercicios isométricos aumentan la presión arterial debido a un aumento de la tensión.

Más galerías de fotos



Escrito por denton dean | Traducido por maría echenique