Ejemplos de ejercicio aeróbico

A veces lo más difícil de hacer ejercicio no es tomar la decisión de hacerlo realmente, sino decidir qué tipo de actividad física que te va a gustar y qué sería mejor para tu cuerpo. El ejercicio aeróbico es cualquier tipo de actividad que aumenta tu ritmo cardíaco durante un período prolongado de tiempo. El ejercicio aeróbico moderado y vigoroso es el más eficaz para quemar calorías y perder peso. El número de calorías que quemas para cada ejercicio se basa en la intensidad de tu entrenamiento, así como en tu nivel de condición física y edad.

Correr, marchar y trotar

Entre las formas más populares de ejercicio aeróbico, ya que por lo general requieren de poco o ningún equipo distinto de los zapatos; el correr, realizar marcha atlética o trotar se puede realizar al aire libre en un buen estado del tiempo o en el interior en una caminadora. Mientras más pronunciada la inclinación al caminar o trotar, más difícil será el ejercicio y mayor entrenamiento aeróbico obtienes. Otras variaciones de este tipo de actividad aeróbica incluyen una entrenadora elíptica, que tiene el mismo efecto, pero reduce el impacto en las articulaciones, así como una escaladora, la cual aumenta la dificultad haciéndote subir una escalera imaginaria.

Deportes

Muchos deportes, incluyendo deportes individuales y de equipo requieren largos períodos de correr o trotar, puedes obtener un ritmo cardíaco lo suficientemente elevado como para considerarlo ejercicio aeróbico. El baloncesto, frontón, fútbol de patio, la gimnasia y otros deportes consiguen (y mantienen) tu ritmo cardíaco elevado y pueden llegar a ser más agradables que simplemente hacer ejercicio en el gimnasio. Si estás interesado en participar en el deporte para hacer ejercicio aeróbico, búscalo en ligas deportivas locales o clubes para personas que comparten tus intereses.

Natación y aeróbicos acuáticos

Algunas personas que tienen malas articulaciones o están experimentando lesiones pueden preferir saltar en el agua como su actividad aeróbica. La natación y los aeróbicos acuáticos ofrecen el mismo tipo de entrenamiento cardiovascular que el ejercicio aeróbico en la tierra, pero con menor impacto y más resistencia gracias al agua. Clubes de deporte y acondicionamiento fisco, como la YMCA, a menudo ofrecen clases de aeróbicos acuáticos en grupo para ayudarte a mantenerte motivado y ayudarte a alimentarte de la energía de otras personas.

Ciclismo

Como correr y marchar, andar en bicicleta te ofrece la posibilidad de obtener un entrenamiento riguroso o disfrutar de un poco de ejercicio relativamente divertido, dependiendo de tu estado de ánimo y necesidades. Puedes andar en bicicleta en un clima cálido o montar una bicicleta estática en el gimnasio cuando hace frío o esté lluvioso. De cualquier manera, estás recibiendo un entrenamiento de bajo impacto que aumenta la frecuencia cardíaca y ayuda a quemar calorías y grasa.

Más galerías de fotos



Escrito por james patterson | Traducido por sandra magali chávez esqueda