Ejemplos de conflictos familiares

Toda familia experimenta los conflictos a su propia manera. Los desacuerdos son una parte normal de ser una familia y vivir juntos. La discordia familiar es frecuentemente el resultado de diferentes personalidades, malos entendidos y asuntos familiares estresantes. Entender que el conflicto es normal es el primer paso para aprender a lidiar con estas situaciones. Es importante para las familias aprender formas apropiadas de lidiar con los problemas que promueven el crecimiento y la cohesión.

Conflicto parental

El conflicto parental es común en muchas familias y frecuentemente conduce aflicciones que involucran a la familia completa. La mayoría de los problemas parentales tienen que ver con asuntos financieros, infidelidad, diferentes puntos de vista en cuanto a la crianza de los hijos y la toma de decisiones familiares. Los hogares con altos niveles de conflictos parentales frecuentemente tienen un ambiente de tenso y hostil que puede tener efectos negativos en los hijos. Un estudio de 1998 publicado en "Family Relations" encontró que los niños en familias con muchos conflictos demostraron menos niveles de bienestar en las conductas de interiorización, al externar los comportamientos y los conflictos con los compañeros.

Comunicación familiar pobre

Otro tipo de conflicto familiar es una falta de comunicación apropiada. En la sociedad actual, muchas familias se comunican superficialmente y no tienen tiempo de compartir conversaciones significativas. El conflicto en este arreglo es que no hay oportunidades de discutir los valores familiares, los problemas y otros temas importantes; esto frecuentemente conduce desacuerdos. Los conflictos de comunicación también están presentes en familias que no tienen habilidades de comunicación saludables y se involucran en gritos, maldiciones, culpas e insultos.

Luchas de poder padre-hijo

Una lucha de poder padre-hijo puede crear conflicto y tensión para la familia completa. Tener un hijo que quiere controlar a su padre conduce a una frustración incrementada y una paciencia disminuida en el padre cuando trata con los otros miembros de la familia. Los otros hijos frecuentemente sienten que el hijo desafiante recibe más atención y pueden comenzar a actuar por sí mismos. Las luchas de poder frecuentemente son el resultado de diferentes temperamentos entre el padre y él dijo o etapas de desarrollo difíciles, como los "terribles dos" o la adolescencia.

Diferentes culturas y puntos de vista

Algunas familias experimentan conflictos como resultado de diferentes puntos de vista sobre temas importantes. Los padres que crecieron en una generación diferente frecuentemente tienen problemas para entender la sociedad actual. Otras familias tienen problemas al resolver las expectativas de los padres en cuanto sus hijos. Frecuentemente, los padres imaginan un futuro ideal para sus hijos, lo que puede dar como resultado un conflicto frecuente si el niño sigue una dirección diferente. Las familias de inmigrantes pueden experimentar conflictos de vida diferentes puntos de vista acerca de la adaptación a la cultura. Un estudio publicado en "Journal of Personal and Social Relationships" descubrió que las personas con altos niveles de estrés por adaptación a la cultura tenían menores niveles de cohesión familiar y más conflictos padres-hijos.

Más galerías de fotos



Escrito por lauri revilla | Traducido por laura de alba