Ejemplos de actividades de habilidades sociales para niños con autismo

Los niños con espectro autista pueden enfrentarse a varias dificultades, desde la deficiencia severa de las habilidades que se necesitan para tener un funcionamiento de la vida diaria hasta varios retos sociales que involucran la interacción con sus amigos y miembros de la familia. Hay muchas terapias e intervenciones disponibles para ayudar a los niños con sus trastornos de espectro autista. Las actividades de habilidades sociales pueden ayudarte a unirte con tu hijo y ayudar a que los niños con espectro autista tengan confianza.

Tarjetas visuales de pistas

Las tarjetas visuales de pistas le proporcionan a los niños con espectro autista sugerencias para indicarles el comportamiento apropiado y las elecciones cuando interactúan con sus amigos. Tú puedes hacer tarjetas de pistas para tu hijo recortando imágenes de revistas, utilizando fotografías o haciendo dibujos simples. Las tarjetas visuales de pistas pueden ayudar a tu hijo con autismo a recordar cómo abrir y comer su refrigerio, cómo alistarse por la mañana para ir a la escuela o cómo guardar las cosas dentro de su mochila al final del día escolar. Puedes usar estas tarjetas para ayudarlo a aprender y a recordar los diferentes pasos mientras usa la bacinica. Haz tarjetas de pistas con expresiones faciales para ayudar al niño a identificar las emociones. Siéntate con tu hijo y enséñale las diferentes expresiones faciales. Identifica por él las emociones cuando tenga problemas y después pídele que señale la imagen correcta que corresponda a la emoción que él está sintiendo.

Guiones

Los eventos de a diario y las situaciones sociales comunes pueden ser aterrorizantes para un niño con autismo. Puedes hacer guiones para resumir procedimientos, eventos y para ayudar a que el niño se sienta menos nervioso. Los guiones ayudan al niño a entender por qué están pasando las cosas. Por ejemplo, para la primera visita al dentista puedes preparar un guión simple que resuma el proceso. Vean el guión juntos con anticipación y muéstrale el guión durante la cita para que recuerde lo que debe esperar. Puedes utilizar un guión para ayudar a tu hijo a saber cómo comportarse durante una situación social difícil en la escuela. Si a tu hijo se le dificulta bromear, haz un guión con él y anímalo a que se involucre a hacer cosas y responder. Incluso, los guiones pueden ayudarlo en situaciones muy básicas, como pedir ayuda en el salón de clases.

Juegos sociales

Los juegos son una manera divertida para que el aprendizaje tome vida para tu hijo con autismo. Incluso los juegos simples, como los de esconder y buscar cosas pueden ayudar al niño a aprender a tomar turnos. Ya que los niños con espectro a veces tienen dificultades para mantenerse interesados en los juegos, tendrás que trabajar duro para mantener su atención. Puedes incluso comenzar con un juego de un solo niño antes de invitar a los demás niños a jugar. Dale a tu hijo la oportunidad de esconderse primero y luego cuando él se interese más en el juego, dale la oportunidad de que te busque a ti. Si tu hijo es demasiado pequeño, haz un juego de cu-cu con él. Si es más grande, pueden intentar hacer un juego de cartas con reglas simples, como "Ve a pescar" o "Memoria" y después otros.

Combinar las tarjetas de pistas y los escritos con los juegos sociales

Cuando estés listo para invitar a otros niños a hacer juegos sociales, puedes usar las tarjetas y los escritos para ayudar a los niños con autismo y a sus compañeros neurotípicos a interactuar en un entorno de juego. Antes de establecer la situación del juego social asegúrate de que los compañeros que seleccionaste sean educados y socialmente maduros. Elige un juego que le guste a tu hijo por que el objetivo es que él se sienta cómodo y disfrute el juego social. Prepara tarjetas de pistas para ayudar al niño a interactuar con sus compañeros. Por ejemplo, si el juego involucra hacer construcciones con cubos, prepara tarjetas de pistas que hagan que tu hijo haga comentarios apropiados. Una tarjeta puede decir, "¡Mira que alta está la torre!" o "Me gusta lo que construiste". También puedes usar las tarjetas de pistas durante los juegos sociales para ayudar a que tu hijo recuerde compartir o tomar un turno cada quien. Una vez que tu hijo hace algunos de estos comentarios y acciones por sí solo puedes retirarle las tarjetas de pistas.

Diseñar videos

Diseñar un video puede ser una actividad de habilidad social particularmente efectiva. El niño con autismo observa comportamientos apropiados en la pantalla y a través de la repetición aprende a imitar esos comportamientos en situaciones de la vida real. Puedes hacer tus propios videos cortos con una cámara e incluso incluir a miembros de la familia para hacer algunas escenas. Ya que puedes poner el video varias veces seguidas, tu hijo puede volver a ver las escenas de interacción social varias veces. Si vas a hacer un video para tu hijo, piensa sobre el comportamiento que deseas obtener. Escribe con anticipación un guión corto que sea simple y directo.

Beneficios de las actividades de habilidades sociales

Un niño autista puede tener un funcionamiento bajo y prácticamente no verbal o puede tener un alto funcionamiento, como los niños con síndrome de Asperger o algo intermedio. Las actividades de habilidades sociales dan los padres, a los cuidadores y a las escuelas la oportunidad de interactuar con el niño en un ambiente divertido y estructurado. El entrenamiento de las habilidades sociales puede ayudar a que un niño con autismo se sienta más seguro a y aumentar su sentido de autoestima. Los niños con autismo pueden sufrir de depresión o ansiedad grave a medida que crecen. El entrenamiento de las habilidades sociales puede ayudar a que estos niños se sientan menos aislados y más seguros en la vida.

Más galerías de fotos



Escrito por alissa mcelreath | Traducido por yarzeth ayala