Ejemplo de ejercicios de kegel

Los ejercicios de Kegel se orientan a fortalecer los músculos del piso pélvico, en especial el músculo pubococcígeo o músculo PC. Originalmente concebido para las mujeres embarazadas como medida de protección contra el trauma del parto, ahora utilizados por hombres y mujeres por una variedad de razones, tanto en los estados sanos y afectados y son especialmente útiles en el tratamiento de la incontinencia urinaria y fecal, y en los hombres, para los trastornos de la próstata.

Las contracciones isométricas

Disponible tanto para las mujeres como para los hombres, este es el tipo más común de los ejercicios de Kegel. Las mujeres deben comenzar por el vaciado de la vejiga, a continuación, insertar un dedo en la vagina y "exprimir" con el fin de localizar los músculos correctos. Una vez hecho esto, mientras se está sentada o acostada, contrae los músculos del piso pélvico, sostén durante cinco segundos, después relájate durante cinco segundos. Haz esto cuatro o cinco veces trabajando para mantener los músculos contraídos durante 10 segundos a la vez y relajarse durante 10 segundos entre las contracciones. Haz esto tres veces al día. Las recomendaciones para los hombres son exactamente las mismas, excepto que se aconseja a los hombres encontrar su músculo PC al interrumpir el chorro de orina.

Conos vaginales

Los conos vaginales se utilizan comúnmente en el fortalecimiento del suelo pélvico en mujeres. Aproximadamente del tamaño de un tampón, éstos se insertan en la vagina, luego se contrae alrededor de la pesa; puede ser necesario un poco de esfuerzo consciente, al menos inicialmente, con el fin de mantener el dispositivo en su lugar. Una notable ventaja de estos dispositivos es que aíslan los músculos necesarios con gran precisión, anticipándose a la tendencia común de contraer otros músculos abdominales cuando se trata de hacer los ejercicios de Kegel isométricos. La pesa se utiliza normalmente durante unos 20 minutos a una hora una vez al día, permitiendo que el usuario pueda llevar a cabo sus actividades diarias normales, mientras el dispositivo está en su lugar.

Estimulación eléctrica

Al igual que en otras áreas del cuerpo, la corriente eléctrica controlada se puede utilizar para fortalecer los músculos del suelo pélvico. Las estimulación del suelo pélvico, o PFS, suplementan al ejercicios de Kegel tradicionales por el ejercicio de los músculos correctos siempre sin la necesidad de que el paciente tenga que contraer activamente. Los PFS de alta frecuencia y alta intensidad fortalecen y tonifican el esfínter y los músculos del suelo pélvico y enseña a las mujeres la conciencia muscular, lo que les ayuda a aprender ejercicios correctos del suelo pélvico, los PFS de baja frecuencia y baja intensidad ayudan a reducir el número de contracciones involuntarias de la vejiga.

Más galerías de fotos



Escrito por l. t. davidson | Traducido por verónica sánchez fang