Los efectos de trotar todos los días

Trotar diariamente puede mejorar tu corazón, pulmones y huesos, pero existen ciertas desventajas. Trotar todos los días sin el tiempo adecuado de recuperación ejercitará en exceso a tu cuerpo, lo que aumenta las probabilidades de que surja una lesión, accidente o esguince. Al tener un horario de ejercicio y sesiones moderadas al trotar, puedes obtener lo mejor de trotar regularmente y reducir los riesgos asociados.

Mayor esperanza de vida

Trotar por lo menos una hora a la semana puede añadir varios años a tu vida. Un estudio reciente de Copenhagen City publicado en “European Society of Cardiology” presentó información que revelaba que trotar regularmente puede aumentar la esperanza de vida de cinco a seis años en los hombres y mujeres. Los especialistas en el corazón, Dr Peter Schnohr y sus colegas, concluyeron que trotar entre una y dos horas y media a la semana a una intensidad moderada es lo ideal para una vida longeva. Las muertes relacionadas con trotar son raras y a menudo son causadas por condiciones cardiacas preexistentes o por trotar de forma demasiado extenuante.

Manejo de peso y salud cardíaca

Una dieta saludable y ejercicio regular son componentes vitales en el manejo de peso efectivo. Trotar regularmente puede ayudarte a quemar calorías, lo que puede ayudarte a perder peso. Las personas que tienen sobrepeso y tienen riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular pueden beneficiarse de la pérdida modesta de peso. La American Diabetes Association publicó un estudio en el 2011 que indica que la pérdida modesta de peso del 5% al 10% puede reducir el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular. Para las personas con un peso normal, los beneficios de trotar incluyen mantener su peso y mejorar sus funciones cardiacas.

Osteoporosis

Trotar no sólo mejora tu resistencia, también te ayuda a mantener y desarrollar el grosor de tus huesos. Según la National Osteoporosis Society, trotar puede ayudar a mejorar la fuerza de los huesos en la columna y la cadera. Sin embargo, las personas que ya tienen osteoporosis pueden darse cuenta de que trotar tiene un efecto negativo en sus huesos. Ya que es un ejercicio de alto impacto, trotar puede aumentar el riesgo de romper un hueso en individuos con osteoporosis o una baja densidad ósea. Otras opciones como caminar a ritmo rápido o nadar son formas de ejercicio cardiovascular mucho más seguras e igual de efectivas.

Entrenar en exceso

Trotar tiene un impacto positivo en tu columna, cadera y músculos en moderación. Sin embargo, cuando trotas diariamente sin darle a tu cuerpo tiempo para recuperarse, puede que experimentes fracturas por estrés, dolor muscular y calambres en las piernas. Los adultos mayores también pueden experimentar problemas cardiacos. Para evitar entrenar en exceso, limita tus sesiones a 30 minutos al día tres veces a la semana.

Más galerías de fotos



Escrito por frank yemi | Traducido por ana maría guevara