Los efectos de los triglicéridos altos

Los triglicéridos son una parte común de un lipidograma. La American Heart Association recomienda que todo el mundo de más de 20 años se haga un lipidograma una vez cada cinco años. Los triglicéridos elevados pueden ponerte en mayor riesgo de padecer un ataque cardíaco y un accidente cerebrovascular. Si tienes los triglicéridos en la sangre elevados, hay opciones de tratamiento que pueden ayudarte a bajarlos.

¿Qué es un lipidograma?

Un típico lipidograma comprobará tu sangre para los niveles de colesterol total, HDL o "colesterol bueno", LDL o "colesterol malo" y triglicéridos, un tipo de grasa que circula en la sangre. El colesterol es una parte importante de la estructura celular y necesitas algo de colesterol en la sangre, pero demasiado puede ponerte en mayor riesgo de tener un ataque cardíaco y un accidente cerebrovascular. Lo mismo es cierto para los triglicéridos. Tu médico de atención primaria debe ser capaz de llevar a cabo un lipidograma y darte los resultados rápidamente.

¿Cuáles son mis riesgos?

Cuando tienes demasiado colesterol LDL o triglicéridos elevados en la sangre, pueden unirse a otras sustancias y acumularse en la pared interna de las arterias. Con el tiempo, esta acumulación puede causar una obstrucción, que puede llevar a tener un coágulo de sangre. Si la circulación de tu corazón se detiene, se produce un ataque al corazón. Si este coágulo se rompe y viaja al cerebro, resulta en un derrame cerebral. Además, esta acumulación de placa puede causar endurecimiento de las arterias que eleva la presión arterial.

Opciones de tratamiento médico

Los triglicéridos altos pueden tratarse de una variedad de maneras, incluyendo la niacina, fibratos, estatinas, y suplementos de omega-3. Las estatinas se han convertido en un tratamiento muy popular para el LDL alto y el HDL bajo. La niacina es una vitamina B que pueden disminuir el LDL y los triglicéridos. Los fibratos pueden disminuir los triglicéridos. Nunca debes comenzar un régimen de tratamiento para la gestión del colesterol o de los triglicéridos sin estar en estrecha consulta con tu médico. Tanto la niacina como las estatinas pueden tener efectos secundarios negativos y debes tomar las dosis recomendadas.

Dieta y ejercicio

Se ha demostrado que la dieta y el ejercicio disminuyen de manera efectiva los triglicéridos y proporcionan un beneficio para todos los tipos de lípidos en un lipidograma. Además de la actividad aeróbica regular, limitar la ingesta de colesterol, de grasas saturadas y de grasas trans, evitar los alimentos azucarados, perder peso si tienes sobrepeso y sustituir los pescados ricos en ácidos grasos en omega-3 en lugar de la carne roja te ayudará en tu viaje a un lipidograma general mejor.

Más galerías de fotos



Escrito por derek helderman | Traducido por maria gloria garcia menendez