Efectos de sobredosis de vitamina D

Si tomas suplementos de vitamina D, revisa la dosis para asegurarte de que no consumes demasiado. Tu cuerpo elimina las vitaminas solubles en agua cuando obtiene más de las que necesita, pero las vitaminas liposolubles se acumulan en tu sistema. Debido a que es soluble en grasa, la vitamina D puede acumularse hasta niveles tóxicos. Cuando eso sucede, se produce la pérdida de hueso, piedras en el riñón y la calcificación de tu corazón o de otros tejidos blandos.

Causas de la toxicidad


Asegúrate de que tu dosis de suplementos de vitamina D no es excesiva.

Tu piel produce vitamina D por la exposición a la luz solar, pero la toxicidad de esta fuente nunca se ha producido, según el Linus Pauling Institute. Los alimentos que están fortificados con vitamina D, como la leche, son la fuente principal para la mayoría de la gente porque muy pocos alimentos contienen vitamina D de manera natural. Sin embargo, no es probable que consumas lo suficiente de alimentos para llegar a niveles tóxicos, afirma la Office of Dietary Supplements. La causa principal de la toxicidad de la vitamina D, que se llama hipervitaminosis D, se da al tomar grandes dosis de suplementos regularmente.

Efectos de los niveles altos


Los niveles altos de vitamina D provocan un aumento del calcio.

La vitamina D regula la cantidad de calcio absorbido durante la digestión, así como la cantidad de calcio que circula en el torrente sanguíneo. Los altos niveles de vitamina D provocan un aumento del calcio. Los síntomas de niveles altos de calcio, o hipercalcemia, pueden aparecer en menos de cuatro semanas si se toman dosis altas de vitamina D al día. Los primeros síntomas incluyen fatiga, irritabilidad, vómitos, deshidratación y el estreñimiento. También puedes experimentar una pérdida de apetito o debilidad muscular. A medida que la hipercalcemia empeora, el corazón puede latir en forma irregular. Si el trastorno permanece sin tratamiento, los niveles altos de calcio pueden causar cálculos renales y la calcificación de los tejidos blandos, incluyendo los vasos sanguíneos y el corazón.

Ingestas recomendadas


Nunca consumas más de 100 microgramos de vitamina D al día.

La Food and Nutrition Board of the Institute of Medicine determinó la cantidad diaria recomendada, o RDA (del inglés "recommended dietary allowance"), para la vitamina D sobre la base de la cantidad que necesitas para mantener los huesos fuertes y sanos. Los hombres y las mujeres necesitan 600 unidades internacionales, o 15 microgramos, de vitamina D al día. El importe exacto de la vitamina D que se necesita para alcanzar niveles tóxicos no se conoce, de acuerdo con "Dietary Reference Intakes for Calcium and Vitamin D". Para garantizar tu seguridad, nunca debes consumir más de 4,000 unidades internacionales, o 100 microgramos de la vitamina D al día.

Interacciones y advertencias


El metabolismo de muchos medicamentos se ve afectado por la vitamina D.

Tu riesgo de desarrollar niveles altos de calcio por hipervitaminosis D aumenta si tienes enfermedad renal, hiperparatiroidismo, sarcoidosis, tuberculosis o un linfoma, según el Linus Pauling Institute. Los suplementos de vitamina D pueden hacer que el endurecimiento de las arterias se torne peor. El metabolismo de muchos medicamentos se ve afectado por la vitamina D, desde un exceso de antiácidos de venta libre a medicamentos recetados, como las digitales, Lipitor y los diuréticos. Si tienes alguna de estas condiciones o si tomas medicamentos, consulta con tu médico antes de añadir suplementos de vitamina D a tu régimen diario.

Más galerías de fotos



Escrito por sandi busch | Traducido por luciano ariel castro