Efectos secundarios de la vitamina D y cefaleas

La vitamina D es necesaria para ayudar al cuerpo a absorber el calcio de los alimentos que consumes. La vitamina D está disponible en forma de suplementos y en pescados de agua fría, pero cuando te expones al sol, esta vitamina es producida por la piel. Los niveles normales de vitamina D tienen focos efectos secundarios. Si la vitamina D se consume en exceso, puede causar toxicidad y efectos secundarios. Busca atención médica de inmediato si crees que padeces toxicidad por vitamina D.

Cefaleas

Como la vitamina D ayuda a absorber calcio, su ingesta puede provocar un exceso de este nutriente en el cuerpo. Uno de los primeros síntomas del exceso de calcio en el cuerpo son las cefaleas. Además, algunas cefaleas por toxicidad pueden estar acompañadas por un zumbido en los oídos. Si experimentas cefaleas luego de comenzar un tratamiento con vitamina D, contacta a tu médico de inmediato.

Hipercalcemia

La hipercalcemia es una afección que implica un exceso de calcio en el cuerpo. Esto puede provocar calcificaciones en todo el cuerpo, tanto en órganos como en tejidos. Estas calcificaciones son depósitos de calcio que se pueden formar en varios órganos, en especial en los riñones. Los síntomas de la hipercalcemia incluyen náuseas y vómitos, el sabor metálico en la boca y zumbido en los oídos. La atención médica inmediata es necesaria para eliminar el exceso de calcio en el cuerpo.

Malestar estomacal

Según el University of Maryland Medical Center, mientras se toma vitamina D, se puede producir un malestar estomacal leve que puede incluir náuseas, vómitos y diarrea. Estos síntomas se suelen resolver con el uso continuado, pero si persisten o se agravan, debes contactar a tu médico ya que podrían indicar toxicidad.

Sed excesiva y micción

La vitamina D puede causar un poco de sed cuando comienzas el tratamiento, pero si el síntoma persiste o se agrava, podrían ser señal de hipercalcemia por un exceso de vitamina D en el cuerpo, así lo afirma el University of Maryland Medical Center. Si experimentas sed prolongada o intensa, sentirás que no hay agua que alcance. La micción excesiva también puede ocurrir en combinación con la sed intensa, algo que si no se trata puede producir deshidratación. Si experimentas estos síntomas, ponte en contacto con el médico de inmediato.

Más galerías de fotos



Escrito por iva gutowski | Traducido por valeria d'ambrosio