Efectos secundarios de las tabletas de vitamina D

La vitamina D es una vitamina soluble en grasa que es importante para la buena salud de los huesos, ya que ayuda en la absorción del calcio. Cantidades bajas de vitamina D resultan en debilitamiento de los huesos; en los niños esto se llama raquitismo y en los adultos, osteomalacia. Los suplementos de vitamina D son una buena manera de obtener las cantidades recomendadas de vitamina D. La Office of Dietary Supplement, citando las directrices de la Institutes of Medicine Food and Nutrition Board, recomienda la ingesta diaria que va desde 200 UI hasta 600 UI, según la edad. Sin embargo, puede haber efectos secundarios asociados con el uso excesivo de suplementos de vitamina D.

Deshidratación

La referencia médica UpToDate advierte a los pacientes que un síntoma que sugiere la toxicidad de la vitamina D es la deshidratación. Los pacientes que toman demasiada vitamina D sentirán cada vez más sed, lo que indica que se están deshidratando. Un paciente que está deshidratado pierde más líquido del que está tomando. Los casos leves de deshidratación pueden ser desagradables y conducir a síntomas tales como dolores de cabeza o la boca seca. A menudo, esto se puede revertir simplemente bebiendo más líquidos. Sin embargo, durante el transcurso que el paciente siente sed excesiva, probablemente esté muy deshidratado -esto es una emergencia médica-. Si la sensación de sed extrema se acompaña de otros síntomas alarmantes, tales como ritmo cardíaco acelerado, poco o nada de orina y la piel seca que no regresa cuando se pellizca hacia arriba en forma de "tienda de campaña", el paciente debe buscar atención médica inmediata.

Confusión y desorientación


Una de las principales funciones de la vitamina D es ayudar con la absorción adecuada del calcio mineral.

Una de las principales funciones de la vitamina D es ayudar con la absorción adecuada del calcio mineral. Cuando un paciente llega a niveles tóxicos por exceso en la administración de suplementos de vitamina D, los niveles de calcio en la sangre comienzan a aumentar también. Esto se conoce como hipercalcemia, y, como se explica en la hoja informativa de la vitamina D en la Office of Dietary Supplement, dos posibles indicios de que se ha desarrollado una hipercalcemia son los síntomas de confusión o desorientación. Un paciente que está tomando la vitamina D y presenta tales síntomas, conocidos como "los cambios en el estado mental", debe comunicarse de inmediato con su proveedor de atención médica. Es posible que necesite tratamiento para los niveles anormalmente altos de calcio.

Arritmias

El National Heart Lung and Blood Institute (NHLBI) describe una arritmia como la frecuencia cardíaca o ritmo anormal. Un posible efecto secundario del exceso de vitamina D es el desencadenamiento de arritmias debido al correspondiente aumento de los niveles de calcio en la sangre. El NHLBI recuerda a los pacientes que una arritmia no es necesariamente una condición dañina. Sin embargo, debido a que varias de ellas pueden ser fatales, los pacientes que sospechan que pueden haber tomado demasiada vitamina D, y que notan cambios en sus latidos, no deberían ignorar este síntoma. Deben ponerse en contacto con su médico o buscar tratamiento en una sala de emergencia, para asegurarse de que no están experimentando ritmos anormales peligrosos.

Más galerías de fotos



Escrito por shira goldenholz | Traducido por luciano ariel castro