Efectos secundarios de los suplementos de estrógeno

El estrógeno es una hormona que juega un rol importante en la salud y enfermedad humana. Especialmente importante para las mujeres, el estrógeno controla los ciclos reproductivos y afecta los procesos corporales. Las mujeres que se encuentran en la etapa premenopáusica que no quieren quedar embarazadas pueden utilizar píldoras de estrógeno como anticonceptivos orales. Las mujeres en la etapa postmenopáusica a menudo pueden considerar consumir suplementos de estrógeno para combatir los cambios relacionados con la edad. Aunque generalmente es efectiva, la ingesta de hormonas puede causar efectos secundarios no deseados. Las mujeres interesadas en utilizar estrógeno primero deben consultar con un profesional de la salud.

Riesgo de turno

Las mujeres que se encuentran en la etapa postmenopáusica a menudo experimentan sofocos y sequedad vaginal. Estos cambios probablemente están relacionados con la disminución de los niveles de estrógenos relacionados con la edad. El reemplazo de hormonas con suplementos de estrógeno pueden moderar estos síntomas problemáticos. Igualmente, la terapia hormonal puede causar otros efectos no deseados. Un informe de V.S. Benson y sus colegas, publicado en la edición del 1º de octubre de 2010 de la revista "International Journal of Cancer" observó la correlación entre la ingesta de estrógeno y la incidencia de tumores. El informe indicó que las mujeres que tomaban píldoras sólo de estrógeno eran más propensas a desarrollar tumores con respecto a las mujeres que utilizaban píldoras de progesterona y estrógeno o las que no recibían reemplazo de hormonas.

Aumento de peso

Las mujeres que están en la etapa premenstrual que quieren evitar el embarazo puede considerar la posibilidad de tomar anticonceptivos orales. El estrógeno generalmente sirve como principal ingrediente en dichas píldoras. Aunque es efectivo como contraceptivo, estas drogas a base de estrógeno pueden causar efectos secundarios no deseados. Un estudio hecho por A.Rickenlund y asociados presentó en la edición de septiembre de 2004 de la revista "Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism" evaluó el impacto de los anticonceptivos orales sobre las mujeres atletas. Tales mujeres a menudo tenían ciclos menstruales irregulares con relación a la ingesta de la hormona. La píldora causó que las últimas atletas aumenten de peso en la forma de aumento de grasa corporal. El estudio señaló que este cambio podía causar estrés emocional en las mujeres e impactar en su rendimiento.

Cáncer de piel

El uso de terapia de reemplazo de hormonas disminuyó enormemente durante el 2000. Este cambio ocurrió cuando los médicos fueron conscientes de los tipos de cáncer inducidos por estrógeno. De hecho, algunas mujeres continúan utilizando drogas estrogénicas y corren el riesgo de padecer varios tipos de cáncer diferentes. Una encuesta hecha por Koomen y sus colegas ofrecida en la edición de febrero de 2009 de la revisa "Annals of Oncology" evaluó la relación entre la ingesta de estrógeno y el melanoma cutáneo. Los datos mostraron que tanto los anticonceptivos orales como el uso de estrógeno para reemplazo hormonal aumentaron la probabilidad de desarrollar cáncer de piel. Los efectos dependían de la dosis por lo que la exposición a grandes cantidades de estrógeno aumentaba aún más el riesgo.

Mamografías falsas

La ingesta de estrógenos altera la fisiología de la mama, aumentando su densidad. Tales cambios a menudo se mantienen benignos, de hecho las mamas densas ocasionalmente desencadenan en resultados positivos en las mamografías. Tales descubrimientos exigen análisis adicionales y aumentan el estrés del paciente. Un estudio hecho por S.H. Njor y su equipo en Denmark investigó la posible asociación del uso de estrógeno y los datos de las mamografías. Sus resultados, publicados en la edición del 19 de agosto de 2010 en "Menupause" indicaron que el uso de inyecciones de estrógeno y los parches de estrógeno ocasionalmente llevaban a mamografías incorrectas. De hecho los resultados falsos se presentaron el doble de veces entre los usuarios de estrógeno con respecto a quienes no utilizan esta hormona. Sin embargo, ese descubrimiento no fue así para los que utilizan píldoras de estrógeno. Los investigadores especularon que eso fue así porque el cuerpo procesa cada forma de liberación única. Todas las drogas estrogénicas tienen ventajas y desventajas.

Más galerías de fotos



Escrito por tomas linnaeus | Traducido por aldana avale