Efectos secundarios de la sucralosa y el aspartamo

Controlar tu peso y elegir los mejores alimentos no siempre van de la mano. Aunque los edulcorantes artificiales han estado en el mercado desde hace décadas, su seguridad ha sido cuestionada. La sucralosa y el aspartamo están aprobados por la U.S. Food and Drug Administration como aditivos alimentarios, pero la agencia no puede garantizar la total seguridad de todos los usuarios. Sopesa los beneficios y riesgos potenciales antes de usar estos edulcorantes de manera regular.

Evaluación de los beneficios de los edulcorantes

La sucralosa y el aspartamo son edulcorantes artificiales hechos con la ayuda de un proceso químico. Estos edulcorantes, también llamados sustitutos del azúcar, están disponibles en las tiendas para el hogar. El aspartamo se utiliza en los refrescos dietéticos, y la sucralosa puede estar presente en los dulces, la gelatina y los jugos procesados​​. Según MedlinePlus, la sucralosa es 600 veces más dulce que el azúcar de mesa, mientras que el aspartamo es 220 veces más dulce. A diferencia del azúcar, los edulcorantes artificiales no tienen calorías, lo que puede ser un regalo de bienvenida, si estás cuidando tu peso. Los sustitutos del azúcar tampoco provocan caries dentales ni picos en el nivel de azúcar en la sangre.

Síntomas desagradables después de su uso

Antes de aprobar la sucralosa y el aspartamo para su venta en el mercado de EE.UU., la FDA evaluó sus estudios para examinar los posibles efectos secundarios, que eran escasos. Sin embargo, esto no significa que los edulcorantes sean 100 por ciento libres de efectos secundarios. Si estás acostumbrado al azúcar de mesa, es posible que experimentes síntomas gastrointestinales, como hinchazón abdominal y diarrea, después de hacer el cambio hacia los sustitutos del azúcar. Los edulcorantes artificiales también pueden causar dolores de cabeza y cambios en el estado de ánimo. Haz el cambio gradual hacia la sucralosa o el aspartamo para reducir al mínimo estos efectos secundarios.

Desafíos de la pérdida de peso

Muchos usuarios del azúcar hacen el cambio hacia el aspartamo o la sucralosa en un esfuerzo para reducir las calorías. La ironía es que las sustancias pueden hacerte aumentar de peso. Susan Swithers, profesora de ciencia psicológica en la Purdue University, cuenta a NPR su teoría de que los sustitutos del azúcar pueden engañar al cuerpo haciéndole creer que está consumiendo realmente azúcar. Esto puede dar lugar a cambios hormonales y metabólicos que pueden hacer más difícil la pérdida de peso. También, puedes terminar anhelando el azúcar real y tender a disfrutar más de la cuenta sin comer edulcorantes, lo que lleva al aumento de peso.

El debate del cáncer

El aspartamo, hecho de aminoácidos, ácido aspártico y fenilalanina, fue aprobado originalmente por la FDA en 1981. Desde entonces, ha habido preocupación por la amenaza del cáncer. Los críticos afirman que su consumo a largo plazo puede aumentar el riesgo de cáncer de cerebro, leucemia y linfoma. Sin embargo, el National Cancer Institute dice que los estudios son demasiado inconsistentes y que no hay evidencias suficientes para probar tales afirmaciones. La sucralosa no forma parte del debate sobre el cáncer. No debes usar aspartamo si tienes fenilcetonuria, porque las afecciones impiden que tu cuerpo descomponga adecuadamente la fenilalanina.

Más galerías de fotos



Escrito por kristeen cherney | Traducido por rafael ernesto díaz