Los efectos secundarios de saltarse el desayuno

El sabio dicho: "El desayuno es la comida más importante del día" ha sido dicho por un sinnúmero de madres de todas las épocas. Se ha susurrado en los oídos de los niños de la escuela al levantarse por la mañana durante siglos, sin embargo, la profundidad de la comprensión de por qué el desayuno es tan importante sólo se ha publicado en los últimos años. Los efectos secundarios de saltarse el desayuno impactan negativamente en el peso, la salud hormonal, la memoria, la cognición y el estado de ánimo.

Obesidad


El desayuno ayuda a controlar el hambre durante todo el día.

La obesidad y sus complicaciones posteriores, como la diabetes, la infertilidad y las enfermedades del corazón, son algunas de las preocupaciones más grandes del siglo 21. La dietista registrada, Katherine Zeratsky, ofrece razones por las cuales no comer el desayuno puede conducir al aumento de peso y la obesidad. Señala que el desayuno ayuda a controlar el exceso de hambre durante todo el día. Como ayunas durante la noche mientras duermes, renunciar al desayuno se suma a este período de ayuno y puede alterar el equilibrio de azúcar en la sangre y la producción de insulina. Saltarse el desayuno también provoca malos hábitos alimenticios durante todo el día, como los antojos y la búsqueda de comidas rápidas como solución rápida. Además, comer el desayuno aumenta tu metabolismo y aumenta tu energía durante todo el día. Si no desayunas, tu energía se reduce y los niveles de actividad física declinan.

Irregularidades menstruales

Saltarse el desayuno es a menudo una ocurrencia común en la vida de los estudiantes universitarios que llegan tarde a clase. Un estudio de encuesta realizado en agosto de 2010, publicado en la revista "Appetite", señala que los estudiantes universitarios de sexo femenino que se saltaron el desayuno de manera consistente tenían más irregularidades menstruales. Estos trastornos incluyen la gravedad de menstruaciones dolorosas y sangrados menstruales irregulares. No se encontraron diferencias en cuando al síndrome premenstrual, o PMS, pero también sufrieron de estreñimiento. Las mujeres en edad universitaria están todavía en proceso de lo que el artículo llama"maduración post-adolescente", y saltarse el desayuno afecta negativamente a esa fase de crecimiento.

Cognición disminuida

Las iniciativas de alimentación saludable en todo el país han abogado por que los niños coman el desayuno antes de ir a la escuela. De hecho, muchas escuelas abren temprano para servir el desayuno a los niños que no pueden tener esta importante comida en casa por cualquier razón. Un informe de los Centers for Disease Control sobre las directrices para la escuela establece que saltarse el desayuno afecta negativamente a la capacidad de un niño en edad escolar para resolver problemas de manera efectiva. Los estudiantes que comen el desayuno han rendido más alto en las pruebas estandarizadas, se ausentaron menos de la escuela menos y estuvieron a tiempo en clase.

Mal humor

Un gran porcentaje de la población se auto-clasifica como "gente de mal humor por la mañana". Un temperamento cambiante mejora cuando se consume el desayuno, según un artículo de BBC News World Edition 2002. La encuesta señaló que el 26 por ciento de las personas experimentó grandes mejoras en el estado de ánimo al realizar cambios en la dieta, tales como el consumo del desayuno con regularidad. Los cambios de humor relacionados con la irritabilidad a menudo resultan de tener niveles bajos de azúcar, un efecto secundario observado por Katherine Zeratsky como consecuencia del ayuno prolongado.

Más galerías de fotos



Escrito por dr. shavon jackson-michel, nd | Traducido por maría florencia lavorato