Efectos secundarios de la sal de Epsom

Las sales de Epsom se refieren a una forma cristalizada de sulfato de magnesio, un compuesto natural que tiene muchos beneficios para la salud.

Las sales de Epsom se refieren a una forma cristalizada de sulfato de magnesio, un compuesto natural que tiene muchos beneficios para la salud.

Las sales de Epsom se refieren a una forma cristalizada de sulfato de magnesio, un compuesto natural que tiene muchos beneficios para la salud. Es un producto de venta libre que se utiliza como un remedio casero para lo siguiente: un baño para los dolores; un laxante natural; tratamiento del asma, autismo, diabetes y fibromialgia; y mejora el funcionamiento de los sistemas cardiovascular y nervioso. Sus propiedades reductoras del estrés son bien conocidas. El magnesio mejora la adhesión de la serotonina, un químico cerebral del estado de ánimo que crea sentimientos positivos.

Efectos digestivos

En la mayoría de los casos si se usan según las instrucciones, las sales de Epsom no suponen ningún riesgo médico o resultados dañinos. Sin embargo, se pueden presentar efectos secundarios comunes del uso de las sales de Epsom, cuando la sustancia se ingiere, ya sea por vía oral o cuando se toma en forma de enema. Por ejemplo, las sales de Epsom que se utilizan como laxante pueden producir varios efectos secundarios: diarrea y calambres; exceso de gases con distensión abdominal y náuseas. Estas también pueden producir el efecto secundario de aumentar la sensación de estar sediento. Cuando se trata de laxantes, algunas personas pueden comenzar a utilizar demasiado el agente hasta que las deposiciones se vuelven dependientes de beber lesta mezcla. De acuerdo con Drugs.com, las sales de Epsom se deben utilizar como un laxante durante no más de una semana. No utilices una mezcla demasiado fuerte o hagas un uso excesivo de ellas.

Efectos de toxicidad del magnesio


Tomar sales de Epsom hasta el punto de la sobredosis de magnesio se considera una emergencia médica.

Tomar sales de Epsom hasta el punto de la sobredosis de magnesio se considera una emergencia médica. Los posibles síntomas de sobredosis de sulfato de magnesio, de acuerdo con Drugs.com, pueden consistir en enrojecimiento de la piel, disminución de la presión arterial y/o ritmo cardíaco lento. Otros posibles signos de sobredosis pueden incluir náusea con vómitos, y la reducción de la conciencia y la somnolencia. En última instancia, los casos más graves pueden ocasionar un coma o incluso la muerte. Busca un tratamiento de emergencia si aparece alguno de los síntomas anteriores.

Interacciones médicas


Por último, las mujeres embarazadas deben consultar a su obstetra si están pensando en tomar las sales de Epsom.

Las personas que toman medicamentos antibióticos -por ejemplo, demeclociclina, ciprofloxacina o nitrofurantoína- no deberían tomar sales de Epsom hasta consultarlo con un médico. Lo mismo es cierto para los pacientes que toman digoxina o digital, un medicamento cardíaco. Por último, las mujeres embarazadas deben consultar a su obstetra si están pensando en tomarlas. Aunque no existe evidencia en cuanto a defectos de nacimiento, es una buena práctica de la salud consultar primero con un médico.

Más galerías de fotos



Escrito por a.m. tacon | Traducido por luciano ariel castro