Efectos secundarios de la quercetina dihidrato

La quercetina es un flavonoide vegetal que se encuentra en muchos tipos de frutas, verduras, granos y hojas. Se ha utilizado como ingrediente en suplementos nutricionales y alimentos preparados. Algunos fabricantes comerciales extraen el agua y la humedad de la quercetina, lo que forma un compuesto llamado quercetina dihidrato, que considera una forma más eficaz y altamente concentrada del compuesto. La quercetina ha sido comercializada como un suplemento alimenticio que tiene la capacidad de reducir la inflamación, las alergias y la grasa corporal. Varios efectos secundarios potencialmente graves pueden resultar del uso de la quercetina dihidrato; por lo tanto, consulta a tu médico antes de usarla.

Problemas gastrointestinales

Las personas con estómagos sensibles pueden tener dificultad para digerir la quercetina dihidrato, especialmente si se toma en dosis altas y con el estómago vacío. Los efectos secundarios más comunes en tu sistema digestivo son malestar estomacal, indigestión, reflujo ácido, acidez estomacal, calambres abdominales persistentes, náuseas, vómitos, diarrea, sudoración y enrojecimiento de la piel. Tomar quercetina dihidrato junto con los alimentos y líquidos puede disminuir el riesgo de desarrollar efectos gastrointestinales secundarios.

Reacción alérgica

Una reacción alérgica a la quercetina dihidrato puede ocurrir en algunas personas como resultado de que su sistema inmune está respondiendo de más y confundiendo la quercetina con una sustancia potencialmente dañina o tóxica. Cuando esto ocurre, el cuerpo produce histamina, un compuesto de nitrógeno orgánico que desencadena una respuesta inflamatoria para combatir las toxinas potenciales. Los signos y síntomas de una reacción alérgica a la quercetina incluyen granos, picazón, dificultad para respirar, sibilancias, urticaria, úlceras en la boca e inflamación de la lengua, los labios o la garganta.

Efecto prooxidante

Cuando se toma en dosis pequeñas, la quercetina dihidrato podría reducir la hinchazón y la inflamación alrededor de las articulaciones, lo que beneficia a las personas que padecen enfermedades inflamatorias crónicas como la artritis. Sin embargo, cuando se consume en dosis altas, pueden presentarse efectos opuestos, que actúan como un prooxidante en lugar de un antioxidante. En dosis elevadas, la quercetina puede causar un aumento en la inflamación y un empeoramiento de los síntomas relacionados con varios tipos de artritis y otras afecciones inflamatorias crónicas.

Interacciones con medicamentos

La quercetina puede interferir con la absorción y el efecto de varios medicamentos, incluidos los antibióticos, porque como antioxidante, la quercetina dihidrato compite por los mismos receptores celulares como muchos tipos de antibióticos. La quercetina dihidrato también puede inhibir la producción de ciertas enzimas en el cuerpo que son necesarias para la descomposición y el metabolismo de los fármacos que se utilizan para tratar varios tipos de cánceres. En un estudio de 2010 publicado por la revista "Nutrition and Cancer", los investigadores descubrieron que los suplementos de quercetina inhiben el efecto del medicamento del tratamiento del cáncer de mama, el Taxol. Consulta a tu médico si estás tomando algún medicamento antes de tomar suplementos con quercetina.

Más galerías de fotos



Escrito por joe king, m.s. | Traducido por mayra cabrera