Efectos secundarios de los probióticos en niños

Los probióticos son microorganismos vivos y activos, principalmente bacterias, similares a los que existen de manera natural en el tracto digestivo humano. Los probióticos, que a menudo reciben el nombre de bacterias beneficiosas, pueden ayudar a estimular la digestión y la regularidad digestiva, además de reponer la flora bacterial después de un período de consumo de antibióticos. Los efectos secundarios de los probióticos en los niños son similares a los que experimentan los adultos, aunque durante la infancia pueden ser más peligrosos. Siempre debes consultar con el pediatra de tu hijo antes de brindarle al niño alimentos que contengan probióticos.

Infección

Debido a la creciente evidencia sobre los posibles beneficios de los probióticos en adultos, muchos productos alimenticios para los niños son probióticos. Los niños pueden obtener beneficios de estos microorganismos, ya que pueden ayudar a tratar enfermedades comunes de la infancia, como infecciones respiratorias, alergias a los alimentos y eczema, aunque se requiere una investigación más exhaustiva, según indica el sitio web Consumer Reports. Sin embargo, la infección es un efecto secundario peligroso en los niños, incluso en bebés e infantes, en caso de que el pequeño tenga un sistema inmunológico débil o que no funciona, o debido a una enfermedad subyacente. Si tu hijo sufre del síndrome del intestino corto, determinados lactobacilos también pueden causar infección.

Gas intestinal

El gas intestinal es el efecto secundario más común por el uso de probióticos en niños y adultos. Esto se debe a las bacterias productoras de gas, como lactobacilos y bifidobacterias, que se descomponen en ácido láctico. La mayoría de los casos de gases intestinales son leves y sólo requieren reducir la ingesta de probióticos. Si el gas resulta doloroso o está acompañado de otros síntomas, como heces acuosas o diarrea, debes concurrir al médico, porque puede ser un indicio de un problema gastrointestinal subyacente que podría ser peligroso para el niño.

Distensión abdominal

Al igual que en el caso de los gases intestinales, a menudo la distensión abdominal aparece como un efecto secundario común en los niños, aunque en general es bastante moderada. Esta condición también es el resultado de la acumulación de gases dentro de los intestinos y el estómago, y puede ser severa y dolorosa en niños con sistemas inmunes comprometidos. Por lo tanto, es muy importante que hables con el médico antes de ofrecerle a tu hijo cualquier alimento que contenga probióticos, incluso si en general se reconocen como alimentos seguros.

Más galerías de fotos



Escrito por skyler white | Traducido por vanesa sedeño