Efectos secundarios de OxyContin en el riñón y el hígado

OxyContin es un medicamento de venta bajo receta muy popular que se usa para tratar dolores. Como un analgésico narcótico de acción prolongada, OxyContin es un fármaco eficaz para mantener el dolor bajo control. Desafortunadamente, el medicamento puede generar efectos secundarios no deseados en diversas partes del cuerpo, como en los riñones y el hígado. Aunque los efectos graves en estos órganos no son muy frecuentes, se recomienda a los pacientes con enfermedades hepáticas o renales existentes controlarlos con atención.

Oxicodona

Como un agonista opiáceo, la oxicodona funciona mediante la activación de los receptores de opiáceos en el sistema nervioso central. Esta situación genera un efecto analgésico y disminuye las sensaciones de dolor. Sin embargo, la oxicodona tiene el potencial para generar adicción y está clasificado como una sustancia controlada por la U.S. Drug Enforcement Agency. Los medicamentos que contienen oxicodona sólo están disponibles con receta escrita por un médico autorizado para prescribir medicamentos narcóticos.

OxyContin

Comercializado y fabricado por Purdue Pharmaceuticals, OxyContin es el nombre comercial de una formulación de liberación gradual de oxicodona. Este fármaco libera la sustancia de forma controlada, de modo que permite controlar el dolor durante un marco de tiempo prolongado. Aunque los efectos secundarios más graves de la oxicodona afectan a los sistemas respiratorio, digestivo y nervioso, el fármaco también afecta a los riñones y al hígado.

Efectos secundarios de OxyCotin en el hígado

La oxicodona es metabolizada en gran medida por las enzimas del citocromo P450 que se encuentran dentro del hígado. Aunque los fármacos que alteran la disponibilidad de estas enzimas pueden afectar el metabolismo de la oxicodona, no está demostrado que usar esta sustancia genera un impacto significativo en las enzimas del citocromo P450. Aunque es poco frecuente, se reportaron casos de hepatitis y colestasis, ya que el hígado se inflama debido a la obstrucción del flujo biliar normal.

Efectos secundarios de OxyCotin en el riñón

La oxicodona y los metabolitos correspondientes de la droga se eliminan a través de los riñones después de que se metabolizan en el interior del hígado. Aunque este fármaco puede generar mayor carga de filtración en los riñones, no está demostrado que tiene efectos tóxicos directos sobre estos órganos. Los pacientes con enfermedad hepática o renal deben ser controlados de cerca durante el tratamiento con oxicodona para evitar una dosificación excesiva. Las personas que tengan preguntas relacionadas con el uso de oxicodona o OxyContin deben consultar con un profesional de la salud.

Más galerías de fotos



Escrito por jacob seykans | Traducido por vanesa sedeño