Efectos secundarios negativos al usar hormona de crecimiento humano

La hormona de crecimiento humano, también conocida como HGH (por sus siglas en inglés), es producida por la glándula pituitaria. Ésta es importante durante la niñez para impulsar el crecimiento y mantener los órganos y tejidos del cuerpo. La producción de HGH comienza a disminuir en la edad media. El decremento natural de la producción de HGH ha estimulado el interés en investigar si el uso de la HGH sintética puede desacelerar el proceso de envejecimiento y ayudar a recuperar la vitalidad juvenil. La HGH sintética se prescribe para adultos con deficiencia de dicha hormona y para personas con desgaste muscular asociado con el sida o el VIH.

Hinchazón

La HGH debe ser inyectada y está disponible únicamente con prescripción. Las inyecciones de esta hormona pueden producir hinchazón en las manos, pies, brazos o piernas. Esta hinchazón puede desaparecer durante el tratamiento o con la reducción en la dosis o el consumo.

Dolor muscular y articulatorio

Otro de los efectos secundarios de esta hormona es el malestar musculoesquelético acompañado de dolor muscular o articulatorio y molestias o rigidez en las manos y pies. Este efecto secundario puede sólo ocurrir durante el tratamiento y desaparecer después de descontinuar el uso de HGH. El síndrome del túnel carpiano es otro posible efecto secundario. Éste afecta el nervio mediano que va desde el antebrazo hasta la mano y puede provocar debilidad, dolor o entumecimiento en las manos y muñecas, de acuerdo con el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares.

Crecimiento de mamas

La HGH puede provocar el crecimiento de mamas en algunos hombres. Un estudio por L. Cohn y otros, publicado en un ejemplar de la revista "Clinical Endocrinology (Endocrinología clínica)" examinó la relación entre la hormona del crecimiento tipo insulina, cambios en la masa corporal magra y la masa adiposa, y los efectos secundarios negativos durante tratamientos con HGH. El estudio controlado involucraba a 83 hombres mayores saludables divididos en dos grupos, uno tomaba HGH y otro un placebo. Se observó que el tratamiento continuo con HGH se asociaba con un frecuencia elevada de síndrome del túnel carpiano o ginecomastía, es decir, el crecimiento de mamas.

Riesgos contribuyentes

El uso de la HGH puede causar un elevado riesgo de diabetes mellitus en pacientes acromegálicos, es decir, pacientes con una producción elevada de hormona del crecimiento, de acuerdo con M. Saugy y otros, en un artículo publicado en un volumen de la revista "Britsh Journal of Sports Medicine". Los pacientes acromegálicos también están en riesgo de hipertensión, la cual puede provocar enfermedad cardiovascular y muerte prematura.

Contaminación con agujas

La HGH se administra por inyección aplicada por un médico o por el paciente mismo. Si las jeringas no están esterilizadas o están contaminadas, hay riesgo de contaminación cruzada de enfermedades como el VIH, sida y hepatitis.

Más galerías de fotos



Escrito por caroline thompson | Traducido por alejandro cardiel