Efectos secundarios de las inyecciones de ácido hialurónico

El ácido hialurónico es un medicamento utilizado para tratar el dolor de la osteoartritis en pacientes que ya están tomando analgésicos como el paracetamol. Este compuesto es similar al líquido sinovial natural que se encarga de lubricar las articulaciones y de amortiguar los golpes. Con el fin de reducir el riesgo de sufrir posibles efectos adversos, debes consultar a tu médico antes de considerar la utilización de inyecciones de ácido hialurónico.

Reacciones cutáneas adversas

Aunque no se considera un efecto secundario común, el ácido hialurónico puede llegar a causar ampollas o decoloraciones. La piel en torno al sitio donde se aplica la inyección puede hincharse y presentar dolor después de haber administrado la dosis recomendada de ácido hialurónico. La piel muy cercana al sitio de la inyección puede desarrollar picazón o una sensación de frío o de calor ardiente. Si tienes una alergia al compuesto, es posible que sufras algún tipo de erupción en todo el cuerpo.

Dolor muscular y dificultad de movimiento

El ácido hialurónico provoca dolor muscular o calambres después de ser administrado, explica el University of Maryland Medical Center. Es posible entonces, que sientas hormigueo o adormecimiento en las piernas como resultado del uso de las inyecciones. Como experimentarás cierto grado de malestar o dolor y como las rodillas o brazos que fueron tratados pueden hincharse, quizá se te dificultará el movimiento. Se supone que el dolor en las articulaciones de la zona afectada es temporal, por lo que debes consultar a tu médico si notas que persiste.

Alergia severa y otras reacciones adversas

Si tienes alergia al ácido hialurónico, es posible que experimentes inflamación en la cara y ciertas áreas de la garganta después de la exposición a dicho compuesto. Las reacciones alérgicas severas pueden hacer que la garganta se cierre, impidiendo la respiración, advierte Drugs.com. Otras posibles reacciones adversas son también frecuencia cardiaca elevada y dolor en el pecho, además de jaquecas, mareos o somnolencia.

Consideraciones

Este medicamento se administra mediante una inyección en la articulación, casi siempre de la rodilla, explica el University of Maryland Medical Center. Es necesario que evites las actividades físicas que ejercen presión sobre las rodillas; como trotar, correr, levantar objetos pesados ​​o permanecer de pie después del tratamiento. Podrás reanudar tus actividades normales después de dos días a menos que el médico te diga lo contrario, apunta Drugs.com. La dosis normal para adultos es de aproximadamente 2 ml -aplicados en la rodilla- una vez por semana durante máximo un mes. Pese a que actualmente no se sabe si el ácido hialurónico tiene la capacidad de interactuar negativamente con otros medicamentos, lo mejor es que nunca olvides informar a tu médico acerca de cualquier medicamento que estés tomando al momento de recibir inyecciones de ácido hialurónico.

Más galerías de fotos



Escrito por joseph pritchard | Traducido por pei pei